Dino Impagliazzo: el cocinero romano de 90 años que cocina para los pobres

  • Su restaurante, Romamor, cuenta con 300 voluntarios que sirven 1000 platos a la semana.
Mientras el mundo duerme, Dino hace que el mundo sea mejor. Romamor, su restaurante callejero en pleno Vaticano, por desgracia siempre tienen cola. El chef de los pobres cocina muy rico. "Cada vez se implican más y más personas, demostrando que Roma es una ciudad solidaria" Una solidaridad que empieza aquí. Cada mañana Dino Impagliazzo recorre el mercado. Pasea por los puestos haciendo la compra, sin cartera pagando siempre con la misma palabra: Gracias.
Mientras el mundo duerme, Dino hace que el mundo sea mejor. Romamor, su restaurante callejero en pleno Vaticano, por desgracia siempre tienen cola. El chef de los pobres cocina muy rico."Cada vez se implican más y más personas, demostrando que Roma es una ciudad solidaria" Una solidaridad que empieza aquí. Cada mañana Dino Impagliazzo recorre el mercado. Pasea por los puestos haciendo la compra, sin cartera pagando siempre con la misma palabra: Gracias.
Mientras el mundo duerme, Dino hace que el mundo sea mejor. Romamor, su restaurante callejero en pleno Vaticano, por desgracia siempre tienen cola. El chef de los pobres cocina muy rico."Cada vez se implican más y más personas, demostrando que Roma es una ciudad solidaria" Una solidaridad que empieza aquí. Cada mañana Dino Impagliazzo recorre el mercado. Pasea por los puestos haciendo la compra, sin cartera pagando siempre con la misma palabra: Gracias.

Mientras el mundo duerme, Dino Impagliazzo hace que el mundo sea mejor. RomAmor, su restaurante para personas sin hogar en pleno Vaticano, por desgracia siempre tienen cola. El chef de los pobres cocina muy rico.

"Cada vez se implican más y más personas, demostrando que Roma es una ciudad solidaria". Una solidaridad que empieza en su restaurante. Cada mañana Dino Impagliazzo recorre el mercado. Pasea por los puestos haciendo la compra, sin cartera y pagando siempre con la misma palabra: Gracias.

Una vez conseguidos los ingredientes, este cocinero de 90 años se pone su traje de superhéroe: un delantal y un gorro. "Empezamos esta aventura con diez sandwiches. Entonces hicimos 30, 40, 50... Hasta años más tarde, un hombre nos preguntó: ¿en invierno podrían hacer algo caliente?"

Dicho y hecho. 300 voluntarios sirven 4 días a la semana 1000 platos calientes. Sólo en Roma hay 7700 personas sin techo. Impagliazzo, que recibió una distinción honorífica del presidente italiano Sergio Mattarella reconociéndolo como un “héroe de nuestros tiempos”, nunca imaginó que su iniciativa fuera tan exitosa o generara tanta buena voluntad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento