Dos detenidos por 39 robos en coches aparcados en el Paraje Natural del Barranco de Las Vacas (Gran Canaria)

La Guardia Civil del Puesto Principal de Agüimes (Gran Canaria) ha detenido e investigado a J.M.M.M., un hombre de 34 años, y a Y.C.G.S., una mujer de 27, como presuntos autores de al menos 39 delitos de robo con fuerza en interior de vehículos estacionados en las inmediaciones del paraje natural del Barranco de las Vacas.
Material incautado
Material incautado
CEDIDO POR LA GUARDIA CIVIL

En un comunicado, la Benemérita ha explicado que la investigación comenzó tras recibirse numerosas denuncias por robo en el entorno de la carretera GC-500, en las cercanías del paraje, con un modus operandi que se repetía, siendo su objetivo coches de turistas y senderistas.

Los detenidos esperaban a que las víctimas se metieran en el barranco de Las Vacas para ver las Tobas de Colores de interés turístico para romper el cristal de algunas de las ventanas de los vehículos para hacerse con bolsos, maletas, aparatos electrónicos, teléfonos móviles, etc...

De esta manera, tras sustraer los efectos rápidamente abandonaban en vehículo el lugar en dirección a Santa Lucía de Tirajana.

VIGILANCIA EN EL LUGAR Y A PERSONAS CON ANTECEDENTES POR HECHOS SIMILARES

Ante estas denuncias, los agentes realizaron vigilancias de forma intensiva, aunque la naturaleza del lugar dificultaba su ocultación y, por lo tanto, no pasaban inadvertidos a ojos de los presuntos ladrones. Paralelamente se vigiló a personas con antecedentes policiales por este tipo de hechos, sin obtenerse resultados concluyentes.

Por su parte, los guardias civiles se encontraron con varios inconvenientes en la investigación, ya que en muchos casos los turistas eran extranjeros y denunciaban por desconocimiento en las Comisarías de la Policía Nacional del aeropuerto de Gran Canaria y de San Bartolomé de Tirajana, otros se encontraban bajo estrés al perder todas sus pertenencias y tener que abandonar la isla en pocas horas.

Por ello, los efectos sustraídos no se detallaban suficientemente, faltando muchas veces la marca, modelo, número de serie o IMEI de teléfonos móviles; detalles que facilitan la posterior investigación policiales. Estas circunstancias que impedían a los agentes obtener los suficientes detalles sobre los detalles de los robos y personas sospechosas.

DETENCIÓN Y VENTAS EN NEGOCIOS

No obstante, fue el robo ocurrido en noviembre de 2019 de un teléfono móvil de alta gama el que puso a la Guardia Civil tras la pista de una posible sospechosa, ya que dicho aparato estaba siendo utilizado por Y.C.G.S., tras el delito.

Tras ser localizada e interrogada, la mujer ahora detenida trató de engañarlos afirmando que el teléfono en cuestión lo había comprado a un ciudadano magrebí en Vecindario por 300 euros.

Pese a su relato, las contradicciones en las que incurrió dieron lugar a que acabara reconociendo que lo sustrajo del interior de un vehículo junto a su pareja -J.M.M.M.- en el Barranco de las Vacas tras romper un cristal del turismo.

Por ello, fue investigada por los agentes por un delito de robo con fuerza en interior de vehículos, y al día siguiente fue detenido su pareja, un varón con antecedentes policiales.

Durante la tramitación de las pesquisas policiales, los agentes comprobaron que J.M.M.M. e Y.C.G.S, habían realizado casi 50 ventas de diferentes artículos en comercios de compra y venta de objetos usados, tanto el la localidad de Vecindario como en Las Palmas de Gran Canaria, y que guardaban aparentemente relación con los efectos sustraídos en los diferentes robos ocurridos en el citado paraje natural.

Así, los funcionarios establecieron contactos con las víctimas y denunciantes a través de llamadas telefónicas y correos electrónicos a Finlandia, Polonia, Bélgica, Francia, Barcelona, Murcia o Las Palmas de Gran Canaria, obteniéndose los detalles necesarios sobre los efectos cuya sustracción fue denunciada (marca, modelo, número de serie), acreditando los agentes que más del a mitad de los artículos vendidos en dichos negocios son los artículos que le sustrajeron a los turistas.

Respecto al resto de objetos los investigadores, se trata de averiguar su origen y si parecen corresponder a robos similares cometidos en miradores o sitios de interés turístico de la isla de Gran Canaria.

Finalmente, los agentes imputaron a J.M.M.M. e Y.C.G.S. un total de 39 delitos contra el patrimonio, 35 robos con fuerza y tres hurtos, quedando a disposición del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia, de la localidad de Telde.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento