La Bolsa de Nueva York cerró este lunes con un descenso del 4,42% en el índice Dow Jones, en la que ha sido una jornada negra para las firmas financieras tras la quiebra de Lehman Brothers, la venta de Merrill Lynch a Bank of America y la búsqueda de una inyección de capital por parte de la aseguradora AIG.
Las acciones de Lehman Brothers han bajado hasta los 21 centavos

Se trata de su peor sesión desde la reapertura de los mercados tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. El índice Dow Jones de Industriales, el más importante de Wall Street, bajó 504,48 puntos (-4,42%) hasta los 10.917,51.

La caída de Wall Street guarda relación con las fracasadas negociaciones a varias bandas para tratar de resolver la crisis del sistema financiero estadounidense.

Una jornada difícil

Las acciones de Lehman Brothers, el cuarto banco de inversiones de Estados Unidos, bajaron un 94,25% hasta los 21 centavos, tras declarase en quiebra después de que este fin de semana no lograra encontrar un comprador.

Los títulos de AIG fueron los que más descendieron en el índice Dow Jones de Industriales, un 60,79% hasta los 4,76 dólares, con los inversores preocupados por la situación financiera de la mayor aseguradora del mundo, que trata de encontrar una inyección de capital para salir de la crisis en la que se encuentra.
Los títulos de Bank of America perdieron un 21,31% hasta los 26,55 dólares mientras que los de Merrill Lynch subieron un 0,06% hasta 17,06 dólares, después de que el primero comprara el banco de inversión por 50.000 millones de dólares.

Los analistas consideran que Bank of America ha pagado demasiado por Merrill Lynch, pues el precio de compra supone una prima del 70% respecto al precio de cierre del viernes.