Los bomberos rastrean la zona desde la tarde de ayer
Los bomberos rastrean la zona desde la tarde de ayer J.M.

La Policía Nacional continúa rastreando la zona rural de Ferrol, en el lugar de Mandiá, en el que a media tarde de ayer se localizaron los restos humanos de dos cadáveres descuartizados, pertenecientes a un hombre y a una mujer jóvenes, que ya han sido identificados.

Según informaron fuentes policiales, los restos pertenecen a Claudia Alejandra Castelo Castro, de 25 años y nacionalidad argentina, y José Manuel Gómez Rodrigo, de 37 años y nacido en París. Ambos residían actualmente en Betanzos.

En la zona continúan efectivos policiales

Miembros de Infantería de Marina ya situaron durante la noche de ayer una carpa en el terreno en el que se produjo el hallazgo para tratar de evitar la pérdida de pruebas y facilitar el trabajo de los investigadores, que continuaron su trabajo durante la noche.

El lugar donde se encontraron los restos descuartizados está a unos cuatro kilómetros del centro urbano de Ferrol, próximo a la carretera que se dirige hacia el lugar de Covas y cercano a una cantera localizada en la zona de A Bailadora.

Asomaba una pierna

Los restos humanos fueron encontrados por una persona que paseaba por el lugar en torno a las 18:00 horas y que pudo ver, según algunas informaciones, una pierna asomando de un bidón con agua. En el lugar, supuestamente, se encontraban esparcidos otros restos humanos pertenecientes a dos personas jóvenes, un hombre y una mujer, así como un machete y un cuchillo.

Está por determinar si las víctimas murieron en el lugar o fueron desplazadas hasta allí. De momento, en el Juzgado de Ferrol no hay previsión de que preste declaración ninguna persona sobre este caso. Lo que sí está previsto es que se conozca durante esta mañana de forma oficial la identidad de las dos víctimas.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE A CORUÑA