El sospechoso de asesinar a Marta Calvo, en una carta: "No soy un monstruo asesino de mujeres"

Jorge Ignacio P.V., principal sospechoso por la desaparición de la joven valenciana Marta Calvo se ha entregado a las autoridades este miércoles.
Jorge Ignacio P.V., principal sospechoso de la muerte de Marta Calvo.

"No soy un monstruo asesino de mujeres". Así trataba de exculparse de la muerte de Marta Calvo, la joven de 25 años desaparecida el pasado 7 de noviembre, el principal sospechoso, Jorge Ignacio Palma, en una carta que escribió seis días después de descuartizarla. 

En esta misiva, que el presunto asesino de la joven escribió 21 días antes de entregarse a la Guardia Civil para confesar haberla desmembrado, Palma asegura que la muerte fue un "accidente" y que la descuartizó porque "se dejó llevar" víctima del "pánico".

La carta, a la que ha tenido acceso el periódico Levante-EMV, está fechada el 13 de noviembre y las incoherencias que en ella aparecen son las principales razones de la jueza de Instrucción número seis de Alzira para mantener la prisión provisional del presunto homicida, según el diario valenciano.

En el escrito, Palma explica que, mientras estaba en compañía de Marta Calvo y tras varias horas de fiesta, la joven comenzó a sentirse mal y ambos se marcharon a casa, donde durmieron, después de que ella se diera una ducha. A la mañana siguiente, el acusado se dio cuenta de que la chica estaba muerta y pensó en "en quitarse la vida junto a ella" porque le "caía muy bien".

El supuesto asesino también explica en la carta cómo descuartizó a la joven para poder transportarla "sin llamar la atención" y se deshizo de los restos en dos contenedores en Silla y Alzira. Solo al final de la carta, Palma pide "perdón a la madre de la chica".

En el texto destaca la relación del detenido con su madre, "lo más hermoso" que ha tenido, a la que teme decepcionar o humillar con sus actos. "Ojalá le hubiera hecho siempre caso", lamenta el descuartizador.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento