El consejo del Puerto aboga por cerrar la SE-40 sin "afecciones" al acceso fluvial y "lo más rápido" posible

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Sevilla ha debatido este jueves la posible sustitución por un puente de los túneles planeados para que el trazado de la autovía metropolitana SE-40 salve el cauce vivo del Guadalquivir, con la "conclusión" de que "lo mejor" sería que la solución técnica fuese "la más rápida y no tenga afección" a los accesos fluviales al Puerto o su incidencia sea "mínima", siendo así planteado tanto la conservación del proyecto original como un "puente móvil" de mayor altura que el del Centenario.
Barco navegando por el estuario del río Guadalquivir (Foto de archivo).
Barco navegando por el estuario del río Guadalquivir (Foto de archivo).
PUERTO DE SEVILLA - Archivo

El presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Rafael Carmona, ha explicado en rueda de prensa que el consejo de administración de la institución, con la presencia del alcalde hispalense, Juan Espadas (PSOE), y del delegado del Estado para la zona franca, Alfredo Sánchez Monteseirín, ha debatido el futuro de la autovía metropolitana SE-40, que actualmente cuenta con 32 kilómetros en servicio de un total de 77,6 kilómetros proyectados.

Y es que recientemente, Miguel Rus, presidente Confederación de Empresarios de Sevilla y portavoz de la plataforma 'Por y Para una Sevilla con Futuro. SevillaYA', que aglutina a más de 100 entidades en demanda de las infraestructuras y equipamientos necesarios para la provincia sevillana, manifestaba que "la mayoría" de los técnicos que había consultado ya no veían "factible" el proyecto de construir túneles para salvar el cauce vivo del río Guadalquivir en el tramo de la SE-40 destinado a conectar Dos Hermanas y Coria del Río.

En ese sentido, y rememorando la decisión previa del Ministerio de Fomento de rescindir uno de los contratos de los túneles para actualizarlo y licitarlo de nuevo, señalaba las complicaciones técnicas y de ingeniería también surgidas en el resto del proyecto de los túneles, además del "sobrecoste" presupuestario del proyecto desde aproximadamente 800 millones de euros a más de 1.200 o 1.400 millones y el "análisis" promovido por el Ministerio de Fomento entre el actual proyecto y la conocida posibilidad de sustituirlo por la construcción de puentes.

LA OPCIÓN DE LOS TÚNELES

Esta última opción, como exponía Miguel Rus, resulta "más sencilla" en el plano constructivo y requeriría unos 350 millones de euros frente a los más de mil millones de los túneles, por lo que ante el "miedo a asumir la decisión política" correspondiente al diseño final del tramo de la SE-40 comprendido entre Dos Hermanas y Coria, el portavoz de la plataforma reclamaba una decisión "inmediata" al Ministerio de Fomento respecto al futuro de este proyecto.

Ante las diversas voces surgidas en demanda de que el tramo de la SE-40 entre Dos Hermanas y Coria conserve los túneles planeados, extremo que defienden el PP, la Junta de Andalucía o la Asociación Empresarial Sevillana de Constructores y Promotores de Obras (Gaesco), el delegado del Gobierno central en Andalucía, Lucrecio Fernández, llamaba de su lado a "esperar a que los técnicos de la Dirección General de Carreteras acaben su trabajo" sobre el diseño final del citado tramo.

Al respecto, Rafael Carmona ha indicado que ha trasladado al consejo de administración la información aportada sobre el asunto por el delegado del Gobierno central en Andalucía y ha dado cuenta de la visita prevista para el 19 de diciembre por parte del ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, con motivo de la apertura del nuevo tramo de la SE-40 comprendido entre Alcalá de Guadaíra y Dos Hermanas.

IMPEDIMENTOS "A FUTURO"

Durante el debate suscitado sobre este asunto, según ha relatado, como presidente de la Autoridad Portuaria ha defendido la "importancia" de que el trazado de la SE-40 "no afecte al acceso fluvial al Puerto", abogando por los túneles como "mejor solución", porque además se trata de un proyecto ya "adjudicado" años atrás. Y es que "colocar algo en la puerta de entrada al Puerto impediría a futuro cualquier mejora" y la institución no desea "esa limitación".

Y tras ser discutido el asunto, el consejo de administración del Puerto habría llegado a la "conclusión" de que "lo mejor" sería que la solución técnica y de obra para el tramo Dos Hermanas-Coria de la SE-40 sea "la más rápida y que no tenga afección" a los accesos fluviales al Puerto o su incidencia sea "mínima", debate en el cual habría sido planteada tanto la opción de un puente "móvil" o basculante para aperturas "excepcionales" y cuya altura debería ser "mayor" que la del puente del Centenario, como la idea de "mantener" el proyecto de los túneles.

"Todos coincidimos en que la decisión que se adopte debe implicar la menor afección al Puerto o ninguna", ha aseverado, agregando que las obras deben ser acometidas también "en el menor intervalo posible de tiempo". "La SE-40 debe ser cerrada de la manera más rápida posible, pero sin afecciones al Puerto", ha resumido respecto al posicionamiento del consejo de administración de la entidad.

Empero, como presidente de la Autoridad Portuaria ha insistido en que la sustitución por un puente de los túneles del tramo Dos Hermanas-Coria de la SE-40 "limita" al Puerto, avisando de que el puente de la Constitución de Cádiz, estrenado en 2015, "limita" ya al puerto de la capital gaditana y que aunque se opte por un puente basculante, en el caso del puente móvil de Las Delicias hay un "enfado de la ciudad cada vez que se abre" por el tráfico naval.

Así, ha expuesto que las autoridades están "esperando" la información que trasladen finalmente los técnicos de la Dirección General de Carreteras, señalando además el "importante cambio de posicionamiento" protagonizado por Miguel Rus o la plataforma a la que representa con relación al proyecto de los túneles de la SE-40, al haberlo defendido intensamente hasta su última asamblea.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento