Más de mil personas se manifiestan en Santiago a grito de "Feijóo escoita o ensino está en loita"

Más de mil personas se han manifestado este jueves en Santiago de Compostela para exigir al Gobierno gallego la redistribución de su jornada laboral y establecer un total de 18 horas lectivas semanales en educación secundaria y de 21 horas en primaria.
Multitudinaria manifestación del profesorado gallego en Santiago para reclamar la redistribución del horario lectivo en secundaria y primaria. Santiago de Compostela, 12 de diciembre de 2019.
Multitudinaria manifestación del profesorado gallego en Santiago para reclamar la redistribución del horario lectivo en secundaria y primaria. Santiago de Compostela, 12 de diciembre de 2019.
EUROPA PRESS

Al grito de: "Feijóo escoita o ensino está en loita" o "pola recuperación dos nosos dereitos", la movilización de esta jornada se ha desplazado desde la Praza de Cervantes hasta los edificios de la Xunta en San Caetano.

En total, las organizaciones sindicales han contabilizado 1.500 personas en la manifestación, mientras que la Policía Nacional ha notificado a Europa Press que la explanada frente a San Caetano reunió alrededor de mil personas.

Allí, profesores, estudiantes de magisterio, sindicatos y personas comprometidas con la "educación pública de calidad" han hecho un llamamiento a la conselleira de Educación, Carmen Pomar, para sentarse a hablar y llegar a un acuerdo: "conselleira, negociación".

También se ha leído un manifiesto que recoge diversas reclamaciones de los docentes. Impartir materias en las que son especialistas, reducir los números de alumnos por clase o recuperar la antigua distribución de horas lectivas son algunos de los "derechos y no privilegios" que se han reivindicado hoy, ha explicado el secretario nacional de la CIG Ensino, Suso Bermello.

Además de la manifestación, la huelga en todos los centros educativos está siendo secundada por el 60% del profesorado, según los sindicatos. Sin embargo, la Xunta lo cifra en el 14,49% de seguimiento.

REIVINDICACIÓN DE DERECHOS

La acción de este jueves pretende destacar los objetivos que se ha marcado el profesorado gallego, "recuperar las 18 y 21 horas lectivas en secundaria y primaria respectivamente".

Insisten en que "no ansían trabajar menos horas sino hacerlo en otras condiciones", las que tenían hasta "la llegada de los recortes de los Gobiernos del PP". Reclaman "tener menos horas de docencia directa" para invertir más tiempo en "las demás funciones que precisa un centro en su día a día".

Buscan paliar las condiciones a las que están sometidos individual y colectivamente, "recuperar los puestos de trabajo recortados con la ampliación horaria que tanto afectaron al personal interino como a los centros en general", así como todas las medidas que posibiliten "ofrecer una mejor educación pública de calidad", pero "no a costa del profesorado".

Como muestra de apoyo, la Asamblea Aberta de Maxisterio de la Universidade de Santiago de Compostela (USC) trasladó a los medios que el miércoles celebró una sentada a la que se unieron "incluso estudiantes de otras facultades" para "solidarizarse" con la movilización de este jueves.

Los futuros docentes también han participado en la multitudinaria manifestación en la que también se encontraban representantes de partidos como Esquerda Unida, que se ha posicionado en contra de "los ataques continuos" a los que se ha visto sometido el profesorado por parte de "los recortes" del Gobierno de Alberto Núñez Feijóo.

LA XUNTA NO LO VE POSIBLE

Por su parte, la Xunta ha estipulado una cifra de seguimiento mucho más baja que las organizaciones sindicales. Según ha confirmado a Europa Press el director xeral de Recursos Humanos de centros, José Manuel Pinal, el 14,49% de la comunidad educativa ha secundado la huelga.

Para el Gobierno de Feijóo "la incerteza política y económica" en España, imposibilita "negociar una modificación del horario lectivo", porque para eso sería necesario "incrementar el personal" docente.

Pinal asegura que la Consellería de Educación no puede acometer este aumento porque "necesitaría la seguridad de que el Ministerio" respalda esta medida con "fondos suficientes".

Además, para la Xunta la "calidad de la enseñanza" que se está impartiendo en Galicia es "de las primeras" de España, algo que "avala el informe PISA".

Respecto a este informe, Bermello ha replicado que "el informe PISA es una farsa" porque "no sirve para saber cómo está el sistema educativo, sino para controlar" a los profesores "con la intención" que establezcan instituciones como la OCDE. Igualmente, "no contempla lo que hacen los Gobiernos" en materia de educación.

FUERZAS SINDICALES

Tanto la secretaria xeral de CC.OO. de Ensino, Luz López, como uno de los represantantes de ANPE Julio Díaz han criticado los "continuos recortes" que sufren los docentes desde hace diez años y la negativa del Gobierno gallego a "abrir una negociación".

Por su parte, la secretaria de Ensino de UGT, Paula Carreiro, ha reivindicado que esta movilización de hacer por "el bienestar del alumnado y de la educación gallega". "Lo que pedimos no es una reducción de horario laboral, sino lectivo para poder atender las necesidades del alumnado, innovar, individualizar", ha añadido.

Asimismo, el secretario de organización de Stega, Lois Pérez, recuerda que las peticiones se basan en la legalidad. "Queremos volver al número establecido legalmente de alumnos por aula y revertir los años de recortes", explica, "cada día en las escuelas convivimos con la degradación de la situación del alumnado y no somos ajenos a ella".

Para uno de los representantes de Csif Galicia José Carlos Fernández "no hay excusas para no iniciar la recuperación de unos derechos que el profesorado tenía antes de la crisis".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento