Puy (PPdeG) ve al grupo "unido" ante el conflicto del paritorio de Verín, con el que hubo "un problema de comunicación"

El portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, ha proclamado este lunes que el Grupo Popular está "unido" ante el conflicto generado por el cierre del paritorio del Hospital de Verín, pese a las críticas de la dirección provincial del partido en Ourense, que encabeza Manuel Baltar, y de alcaldes de la comarca. Puy ha añadido que considera que con la decisión, basada "en criterios técnicos", hubo "un problema de comunicación".
El portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, en rueda de prensa
El portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, en rueda de prensa
PPDEG - Archivo

"El Grupo Parlamentario está unido, gracias por el interés", ha sentenciado Puy, preguntado, tras la habitual reunión de grupo de los lunes, si teme que en el próximo pleno haya diputados del PP de Ourense que puedan romper la disciplina de voto ante las iniciativas en contra del cierre del paritorio de Verín presentadas por la oposición.

Puy ha defendido la decisión de cerrar el paritorio porque así lo recomiendan "los ginecólogos y pediatras del área". "Entendemos que está dirigida a garantizar la seguridad de las madres y de los hijos en el momento del parto. Esto es lo que estamos apoyando y tenemos la conciencia absolutamente tranquila al respecto", ha aseverado.

"Tenemos confianza en que la decisión que se adopta es razonable y de que ningún gobierno tomaría otra en contra del criterio de los especialistas", ha esgrimido, antes de insistir en que está "única y exclusivamente" dirigida a velar por la "seguridad" de las madres y de los bebés.

Y es que, aunque ha reconocido que puede "generar dudas e incomodidades" en los ciudadanos afectados, se ha reafirmado en que hay que seguir el consejo de los ginecólogos y pediatras. De hecho, ha puesto el foco en que el modo de actuar de la oposición da a entender que, si ellos estuviesen al frente del Ejecutivo autonómico, no seguirían "los criterios técnicos".

A su modo de ver, actuar de esa manera y tomar una decisión política contraria a los "criterios técnicos" supondría incurrir en una "responsabilidad grave" si después hay "alguna incidencia". Frente a ello, el Ejecutivo de Feijóo está siendo "responsable" al mantenerse en un cierre que aconsejan "los especialistas claramente y públicamente", aunque sea una medida "impopular".

"PROBLEMA DE COMUNICACIÓN"

En todo caso, Puy sí que ha reconocido que hubo "un problema de comunicación" con la medida, que no se trasladó a la sociedad "de la mejor forma".

Así, se ha remitido "a los resultados" y al "descontento" suscitado. Y es que, a su juicio, lo "racional" es pensar que cualquier ciudadano estaría a favor de dar el paso "más seguro" para su salud y en seguir las recomendaciones médicas en cuestión.

Pero todo ello ocurre, ha añadido, en un "contexto" político determinado, en el que ha aludido a las "postverdades" y a la defensa por parte de la oposición de decisiones políticas que "no respetan el criterio de autoridad de los especialistas".

UNIDAD DEL GRUPO

Ante la insistencia de los periodistas acerca de si este conflicto podría romper la unidad del Grupo Popular, puesto que Baltar ha pedido una rectificación, Puy ha replicado que él responde por su ámbito de actuación -el Grupo Parlamentario-, ha asegurado que está "unido" y ha censurado la "forma poco digna de hacer oposición" de los rivales políticos de Alberto Núñez Feijóo.

Así, ha lamentado que busquen "la ruptura" de la unidad de Grupo Popular, algo "que hasta ahora no ha pasado", frente a lo que ha ocurrido en las bancadas de la izquierda.

Dicho esto, ha proclamado que no tiene "la más mínima preocupación" por el comportamiento del Grupo Popular. "Llevamos diez años apoyando decisiones que toma el Gobierno (de Feijóo) en base a criterios científicos y técnicos", ha zanjado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento