Diciembre llega con mucho frío y heladas a gran parte de España

Dos jovenes se protegen del frío con abrigos y gorros mientras pasean durante un día de viento por Madrid (España), a 8 de noviembre de 2019.
Dos jovenes se protegen del frío con abrigos y gorros mientras pasean durante un día de viento por Madrid.
ARCHIVO

Noviembre se despide con temperaturas “suaves” que irán a la baja el domingo hasta dejar heladas en numerosos puntos, que serán generalizadas a partir del martes en la meseta norte. Además, una Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA) dejará lluvias en levante, pero no serán torrenciales.

Así lo asegura el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) Rubén del Campo, que concreta que durante el fin de semana lloverá en el noroeste, aunque el ambiente será “templado”.

El domingo bajarán “bastante” las temperaturas, para dar paso a una semana de más frío, “más propia del invierno” que de esta época del año. Se producirán “lluvias fuertes” en el Cantábrico, y también en las regiones mediterráneas, éstas por una DANA, pero “sin llegar a ser torrenciales” como las que en los últimos episodios de este tipo.

En concreto, lo más sobresaliente de este sábado será el paso de un frente por el norte que dejará lluvias en el cuadrante noroeste. Afectarán, sobre todo, a Galicia y regiones orientales del Cantábrico, con precipitaciones que podrían ser “localmente fuertes”.

La cota de nieve irá bajando hasta los 1.200-1.500 metros y las temperaturas nocturnas descenderán “un poquito” en el oeste y subirán en el este. No habrá heladas y en puntos como el interior de la Comunidad Valenciana el termómetro se acercará a máximas de 25 grados, y en Cantabria y País Vasco a los 20.

Sí que hará más frío en el norte de Castilla y León, donde las máximas no llegarán a los 10 grados, aunque en general, el sábado será “templado para la época en toda España”.

Cambio de tiempo y mes

Con la llegada de diciembre, el domingo, también se notará el cambio meteorológico, pues se producirá un giro en los vientos que arrastrarán el frío del norte. Como consecuencia, lloverá “con cierta intensidad” en Galicia, comunidades cantábricas y Pirineos y podrían darse lluvias “en cualquier punto de la península”, aunque “débiles”.

La jornada trascurrirá con “ambiente variable” y “bajada acusada de temperaturas”, principalmente en el centro y sureste peninsular, que registrarán una bajada de temperaturas de entre seis y ocho grados respecto al sábado.

A orillas del Mediterráneo habrá cerca de los 20 grados, pero en la meseta norte las máximas rondarán los 10-12 en la meseta norte, Madrid y Castilla-La Mancha. Aunque bajará la temperatura, sólo helará en zonas montañosas. Lloverá, salvo en el sur de Valencia, Murcia, Almería, Baleares y sur de Canarias.

Heladas el lunes

“El lunes sí helará”, anunció Del Campo, y las temperaturas seguirán bajando. La DANA dejará “algunas lluvias” en el sureste peninsular. También habrá precipitaciones, pero menos intensas, en el Cantábrico, Pirineos y Baleares. En el resto de España, “pocas nubes y sin lluvias”, salvo en el norte de Canarias. La cota de nieve bajará hasta los 800 en puntos del centro y el norte, aunque con poca probabilidad de precipitaciones. Helará en la montaña y zonas altas del norte de Catilla-La Mancha, sur de Aragón, con niveles de hasta cuatro grados negativos.

El martes continuarán bajando las temperaturas y el ambiente inestable seguirá en Lenvante, con “algún chubasco fuerte”, pero el ambiente estará dominado por el frío y la ausencia de lluvias. Las heladas serán generalizadas en la mitad norte, con registros “de pleno invierno”, de hasta 7 bajo cero y máximas también frías. Por ejemplo, en Madrid, “a duras penas” se llegará a los 10.

Para el miércoles, el portavoz de la Aemet adelante que “parece que irá estabilizándose la atmósfera”, aunque habrá heladas nocturnas”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento