Las Alcocer Koplowitz pierden definitivamente el marquesado de Campo Florido

Alicia Koplowitz.
Alicia Koplowitz.
Jesus Briones/GTRES

Alicia, Esther y Carmen Alcocer Koplowitz, hijas de Esther Koplowitz, han perdido definitivamente el marquesado de Campo Florido tras confirmar el Tribunal Supremo que le corresponde a María Elena de Cárdenas González, como ya había determinado la Audiencia Provincial de Madrid.

La sentencia del Supremo, hecha pública hoy y fechada el 25 de noviembre, rechaza el recurso de casación presentado por las empresarias, que reclamaban mantener el título que había ostentado su madre Esther.

El pleito de Cárdenas González contra las Alcocer Koplowitz, miembros del consejo de administración de FCC, comenzó hace años y tuvo como primer escenario un juzgado de primera instancia, que dio la razón a las hermanas en 2016, pero la Audiencia Provincial revocó esa resolución al año siguiente.

El Supremo está de acuerdo y queda así anulada la cesión del título de marqués de Campo Florido que otorgó Esther Koplowitz a su hija Alicia en 2002 y también el acuerdo por el que Esther Koplowitz recibió el título en 1982, de manos de su tío Enrique Romero de Juseu.

Según el Supremo, aunque la última poseedora legítima del título fuera Esther Koplowitz, lo ostentaba "legalmente según la normativa administrativa", pero "siempre con subordinación a la aparición de un nuevo pariente con mejor derecho" al mismo.

Desde la muerte sin descendientes directos de Miguel Cárdenas y Peñalver, primer marqués de Campo Florido, el título quedó vacante hasta que fue rehabilitado en 1919.

María Elena de Cárdenas González acudió a los tribunales al considerar que desde entonces el marquesado había sido ostentado por personas con menos derechos que ella, ya que su padre era quien, en la línea colateral, tenía el parentesco más cercano al fundador.

En su sentencia, el Supremo aplica el "principio de propincuidad" (proximidad) en la sucesión por vía colateral.

Al no haber descendientes directos del primer marqués, todas las litigantes son parientes colaterales y el cómputo de grados para aplicar el principio de propincuidad determina que Cárdenas González "es pariente más próxima al último poseedor legítimo del título" que las hermanas Alcocer y que su madre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento