La Tarantella echó el cierre poco después de la difícil visita de Chicote

  • ​Sus propietarios cuentan la triste historia que esconde la grabación y su fría relación con Chicote aquellos días.
El episodio del Tarantella se garbó en 2018
El episodio de La Tarantella se grabó en 2018
LASEXTA

Una de las última entregas de Pesadilla en la cocina tuvo lugar en un restaurante napolitano de Barcelona llamado La Tarantella, regentado por Nicola y Carmen, un matrimonio que se agarró a Chicote y su programa para salvar un negocio que estaba en la UCI por culpa de las deudas y que, como la pareja explicaba en una entrevista al Huffington Post, recurrió al chef y presentador porque "era el último clavo al que agarrarse".

Pese a que la emisión del programa tuvo lugar recientemente, este fue grabado en febrero de 2018 durante una semana en la que, según han contado sus propietarios, la relación con Chicote no fue fácil. La situación de Nicola y Carmen no era fácil tras 13 años de actividad de La Tarantella y el negocio se encontraba en una situación pésima.

La grabación fue difícil. Durante aquella semana, La Tarantella recibió una orden de embargo y el padre de Nicola murió justo la noche previa a la reapertura. Para colmo, según cuentan sus propietarios, la relación con Chicote fue fría y "poco fluida" la mayor parte del tiempo. "Venía el momento de grabar, estaba lo justo. Con el equipo que hay detrás pasamos muchas horas y ha sido fantástico, nos ayudaron". Apuntan que el chef solo se mostró cercano en la apertura tras conocer la noticia del fallecimiento del padre de Nicola.

Aunque en líneas generales creen que "la experiencia del programa fue buena", la realidad fue que poco después de aquellos tuvieron que cerrar el negocio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento