El seguimiento de los móviles de los acusados será clave en el caso Arandina

El cuarto jugador de la Arandina a su salida este martes de la Audiencia Provincial de Burgos.
El cuarto jugador de la Arandina a su salida de la Audiencia Provincial de Burgos.
EFE

El seguimiento de los teléfonos móviles de los tres exjugadores de la Arandina acusados de agredir sexualmente a una joven menor de 15 años será una clave fundamental que los abogados de las acusaciones particular y popular esgrimirán en sus informes finales en la vista oral que concluye este juevesen la Audiencia provincial de Burgos. 

Los letrados de ambas acusaciones han asegurado a los periodistas que este será un punto fundamental porque demuestra que los acusados tenían mucha actividad desde sus móviles antes y después de la supuesta agresión pero no entre las 20 horas y las 21.30, donde hay un periodo de algo más de una hora en el que no utilizaron sus terminales. Pese a que uno de ellos, Carlos Cuadrado, Lucho, dijo haber mantenido contacto durante ese tiempo con su novia por teléfono, y ella lo ratificó, las pruebas periciales han demostrado que sólo se registró un mensaje de la joven al que el acusado no respondió en ese periodo de tiempo. 

El abogado de la acusación popular, Luis Antonio Calvo, de la Asociación Clara Campoamor, ha adelantado que en su informe final hará también una especial referencia al papel del cuarto jugador de la Arandina, que estuvo en el piso en algún momento de la supuesta agresión sexual. Ha sostenido que no se entiende por qué sus entonces compañeros de equipo no hablan de su presencia y su declaración tarda en producirse en torno a un mes, cuando según el testimonio que prestó en la vista oral el pasado martes -donde declaró que a su juicio no había pasado nada- podría haber contribuido a exculparles. 

Otro argumento de la acusación popular será la coherencia en la versión de la víctima, tanto en su entorno más próximo, su familia y su mejor amiga, como en las declaraciones que ha prestado ante la Policía, en el Juzgado y en la vista oral. Las dos acusaciones y la Fiscalía elevaron este miércoles a definitivas sus conclusiones y mantienen que se produjeron agresiones sexuales, con algunos matices. 

Y por ello sostendrán este jueves la misma petición de pena que plantearon de forma inicial, 39 años para dos de los acusados y cuarenta para el tercero en el caso del fiscal; 43 años y ocho meses para cada uno en el de la acción popular, que ejerce la Asociación Clara Campoamor, y 43 años y medio para cada uno por parte de la acusación particular. Las defensas van a mantener la petición de libre absolución ya que coinciden en que no se produjeron los hechos denunciados, aunque en la sesión de este jueves registrarán un escrito para plantear que en el caso de que la sentencia sea condenatoria se rebaje la pena por una eximente que no han concretado por el momento. 

Al término de la vista, al menos alguno de los acusados tiene intención de hacer uso de un turno de última palabra ante la sala. Al inicio de la vista de este jueves, un grupo de unas quince personas se ha concentrado a las puertas del palacio de Justicia de Burgos para increpar a los tres acusados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento