El juicio por el crimen de Diana Quer alcanza el ecuador con testimonios que ponen en entredicho la versión del Chicle

El juicio por la desaparición y muerte de la joven Diana Quer ha alcanzado este viernes el ecuador del proceso con cuatro sesiones en las que distintos testigos clave han puesto en entredicho las principales líneas de la versión del Chicle, como el supuesto robo de gasóleo, el encuentro fortuito con la joven o la colaboración que alega su defensa, y que se suman a datos en su contra como la "antinatural" posición del cuerpo y a otros casos de acoso relatados en la sala.
Juicio asesinato Diana Quer - acusado Jose Enrique Abuín
Juicio asesinato Diana Quer - acusado Jose Enrique Abuín
ÁLVARO BALLESTEROS

Uno de los elementos que ha salido a relucir después de que Enrique Abuín declarase en la primera sesión del juicio, el martes, es el motivo por el cual se encontraba en A Pobra en la madrugada del 22 de agosto de 2016, cuando desapareció Diana.

A los investigadores, a sus familiares y ante el tribunal y el jurado popular, El Chicle ha afirmado que había salido de casa para robar gasoil en los camiones de los feriantes que esos días participaban en las fiestas de la localidad. Según su versión, llegó a extraer garrafa y media, que transportaba cuando se encontró con la joven.

Sin embargo, los feriantes que declararon este jueves, así como los que entrevistaron los agentes que han prestado testimonio este viernes, aseguraron que no tuvieron constancia de que les faltase ningún combustible esa noche y la mujer del único acusado afirmó que al día siguiente no vio "ninguna garrafa" de gasoil en la casa.

Más allá, un amigo de Enrique Abuín ha admitido ante el tribunal que ambos solían emplear como "excusa" ante la mujer de El Chicle el hecho de ir a robar gasóleo cuando "salían por la noche" a intentar conocer mujeres.

RETRATO DE SUS COSTUMBRES

Precisamente este amigo de Enrique Abuín ha realizado en la sala un retrato de las costumbres y el comportamiento hacia las mujeres de El Chicle.

Ha explicado que ambos solían ir con frecuencia a discotecas, casas de alterne e incluso a institutos para "ligar" con mujeres y con chicas menores con las que El Chicle llegaba a "ser pesado". El testigo ha contado que le gustaban, especialmente, delgadas, morenas y de pelo largo, como Diana Quer.

Pero la relación de Enrique Abuín con las mujeres ha estado presente por otras vías. Su exmujer reconoció que había tenido aventuras extramatrimoniales y que sus relaciones "no eran normales" cuando desapareció Diana.

A mayores, ha comparecido en el juicio la hermana gemela de su exmujer, que hace casi 15 años acusó a Enrique Abuín de haberla violado, un caso que se ha reabierto recientemente y que ha ratificado en su declaración.

También se ha podido escuchar el testimonio de dos jóvenes a las que, supuestamente, el 23 de diciembre de 2017 abordó el Boiro para ofrecerles que se subiesen a su coche con "demasiada insistencia". Se da la circunstancia de que un día después, el 24 de diciembre, Enrique Abuín intentaría raptar a una joven en la misma localidad, un caso por el que ha sido condenado por intento de agresión sexual y que precipitó tanto su detención como el hallazgo del cuerpo de Diana Quer.

Finalmente, en la segunda sesión del juicio se reveló la existencia de otra posible víctima del Chicle, una mujer que aseguró que el acusado había intentado agredirla en Ourense, cuando ella se encontraba en una carretera solitaria esperando a su marido y un hombre que ha identificado como Enrique Abuín le cruzó el coche y salió detrás de ella diciéndole: 'Ven, que lo vamos a pasar bien".

UN ENCUENTRO FORTUITO

Otro de los puntos clave sobre el momento de la muerte de Diana Quer es el encuentro entre la víctima y Abuín Gey, que su defensa alega que fue fortuito.

En su declaración, El Chicle dijo que Diana lo había sorprendido en la calle Venecia de A Pobra -donde se encontraban las caravanas de los feriantes- mientras portaba los bidones de gasoil, por lo que se fue hacia ella y "sin darse cuenta" la agarró por el cuello hasta estrangularla. Posteriormente, ha alegado que se puso nervioso y quiso tirar el cuerpo a la ría, pero finalmente lo llevó a la nave de Asados al percatarse de que en el puerto había gente.

Frente a ello, una testigo, la última persona que vio a Diana con vida, la sitúa sobre las 2,30 horas de la madrugada de aquel día caminando por el Paseo del Arenal, paralelo a la calle Venecia. Según ha dicho en la sala la joven, todavía menor, cuando dejó de verla, Diana caminaba ya cerca de las naves de la antigua discoteca Boomerang, esto es, después del cruce que podría haberla llevado a la calle Venecia.

Los últimos amigos que hablaron con Diana Quer a través de mensajes inciden en que iba sola hacia su domicilio y que les trasladó que alguien la había llamado y "sentía miedo".

CUANDO MURIÓ DIANA

Entre otras cuestiones, el jurado deberá determinar si efectivamente El Chicle había ido a A Pobra a robar gasoil y, tras encontrarse con Diana de forma accidental, la mató por "miedo" a que le delatase, o bien si había salido a buscar una chica y la acechó y metió a la fuerza en su vehículo para trasladarla a la nave de Asados.

Mientras la defensa apunta la primera tesis, la del homicidio involuntario, las acusaciones sostienen que Diana no murió en A Pobra, si no que fue trasladada viva hasta la nave de Asados, donde El Chicle la habría violado y matado antes de tirarla al pozo que se ubica en el sótano, algo por lo que piden la prisión permanente revisable para él.

Un último punto de esta cuestión la aborda la declaración prestada este viernes por dos buzos expertos -de Salvamento Marítimo y de la Guardia Civil- que han asegurado que el cuerpo de Diana se encontraba dentro del pozo en una posición "antinatural" y muy poco habitual para un cuerpo sumergido, en especial por la flexión de la espalda hacia atrás y las piernas abiertas.

Los expertos han explicado que esta posición hace pensar que la joven sufrió antes de morir momentos de "dolor y gran pánico", que provocaron una "adrenalina tan grande" que bloqueó su cuerpo en esta posición. "Antes de morir sucedió algo espantoso", ha dicho uno de ellos.

Los expertos han explicado que los ahogados y cuerpos sumergidos en espacios pequeños presentan normalmente "posiciones muy similares", con las piernas estiradas y habitualmente juntas, el cuerpo arqueado hacia delante y la "cabeza hacia abajo". La posición en la que fue hallada Diana, sin embargo, "no se parece en absoluto" a esto.

Los buzos han admitido que únicamente se da esta circunstancia cuando la persona, antes de morir, sufre "una situación de pánico y estrés muy grande".

COLABORACIÓN

Finalmente, la defensa de Enrique Abuín ha hecho hincapié en varias ocasiones a la colaboración prestada por El Chicle durante la investigación, en la que llevó a los agentes hasta el pozo donde había escondido el cuerpo.

Sin embargo, durante el juicio se ha podido escuchar a la exmujer y varios familiares de ella a los que Enrique Abuín pidió que "mintiesen" para fabricarse una coartada en la madrugada en la que sucedieron los hechos.

Del mismo modo, los investigadores han destacado que El Chicle formateó su móvil, borrando todos los datos en su interior, horas antes de entregarlo en la Guardia Civil, cuando los agentes se lo pidieron; y que el día que fue detenido, en el que dijo que había atropellado accidentalmente a la joven, informó de dos lugares falsos donde había dejado el cuerpo: enterrado tras el Polígono do Barbanza o en el muelle de Taragoña.

Aunque finalmente llevó a los investigadores a la nave de Asados, agentes de Guardia Civil y guías caninos han afirmado este viernes que desde cuatro meses antes de su detención ya se buscaba por la zona y que, de hecho, los rastreos estaban ya a unos 60 metros de la nave. Con ello, han asegurado que, aunque El Chicle no hubiese hablado, habrían dado con el cuerpo de Diana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento