El SAS amplía a los pacientes adultos con diabetes el sistema Flash

Una persona con diabetes tomándose una prueba de la glucosa.
Una persona con diabetes tomándose una prueba de la glucosa.
OMS/ARCHIVO

Los pacientes andaluces con diabetes mayores de 18 años ya pueden beneficiarse también del sistema Flash de monitorización de la glucosa, una medida puesta en marcha hace año y medio por el anterior Gobierno socialista que, hasta ahora, solo se aplicaba a los menores de entre 4 y 18 años. Por el momento, en lo que a los adultos se refiere, ya se benefician los grupos más vulnerables, si bien se extenderá al resto de pacientes a lo largo del próximo año.

Así lo anunció este miércoles la Consejería de Salud y Familias de la Junta, en la antesala del Día Mundial de la Diabetes, que se celebra este jueves, que explicó que el sistema Flash ya se ha empezado a utilizar en los pacientes con diabetes mellitus (DM) 1 gestantes y con aquellos, también de tipo 1, que presentan discapacidad visual o limitaciones funcionales graves.

La extensión al resto de la población adulta se llevará a cabo de manera progresiva a lo largo de 2020, con la previsión por parte del SAS de que en total sean unas 30.000 las personas adultas con diabetes tipo 1 las que puedan utilizar este sistema. Se trata, en concreto, de un dispositivo que se implanta bajo la piel del brazo y que permite evitar hasta ochos pinchazos diarios para medir la glucosa.

Durante este último trimestre del año, Salud va a identificar a los pacientes que podrán utilizar el sistema, aquellos que sufren hipoglucemia de repetición, es decir, al menos cuatro veces a la semana o cuando tengan un 10% de los valores de lectura por debajo de 70 mg/dl tras realizar un promedio de seis controles de glucemia capilar al día. Salud estima que cada año podrán beneficiarse del sistema flash 6.000 pacientes con hipoglucemia de repetición y unas 800 gestantes.

En lo que a los menores se refiere, población a la que inicialmente iba dirigido el sistema, en lo que va de año ya se han beneficiado 2.922 niños, según el balance desarrollado por el SAS. En los menores de 4 años, en los que el uso del dispositivo bajo la piel no está validado, se han incorporado este año sensores continuos de glucosa autorizados en este rango de edad, de manera que, según explica Salud, toda la población pediátrica con DM tipo 1 tiene en la actualidad acceso a la monitorización.

Sistema de bomba-sensor

Por otro lado, el sistema combinado bomba-sensor, que permite medir continuamente el nivel de glucosa, ya beneficia a 191 pacientes, que han mejorado el control de sus niveles y han reducido las bajadas graves de azúcar. Se trata de pacientes que ya utilizan bomba de insulina y que, a pesar de ello, tienen dificultades en su control. El objetivo de la Junta, el mismo que se impuso el anterior Ejecutivo cuando incorporó la bomba sensor al SAS, es que este sistema alcance al 30% del total de pacientes que cuentan ahora con bomba, tanto menores como adultos.

Además del uso de estos dos sistemas, el SAS también ha realizado retinografías digitales a lo largo de este año a 29.323 personas con diabetes para detectar precozmente la afectación del ojo por retinopatía diabética, evitando así una eventual ceguera. Desde la puesta en marcha de este servicio, en el año 2005, se han realizado cerca de 918.000 pruebas de este tipo y se han detectado lesiones en más de 54.200 pacientes.

Actualmente, los centros sanitarios públicos de la comunidad cuentan con 203 equipos –48 de ellos incorporados este año con una inversión de 960.000 euros–, de los que 12 están en diversos hospitales y el resto, en centros de Atención_Primaria, concretamente 19 en Almería, 30 en Cádiz, 15 en Córdoba, 23 en Granada, 11 en Huelva, 38 en Jaén, 27 en Málaga y 28 en Sevilla.

La diabetes es una patología que a día de hoy afecta a más de 640.000 andaluces, de los que 340.000 son hombres y más de 324.000, mujeres. En la última década –entre 2009 y 2018–, la comunidad ha registrado una "clara tendencia" a la baja en las tasas de ingresos por complicaciones hospitalarias, según la Consejería de Salud. En concreto, los descensos observados varían entre un 15% para las amputaciones y un 39% para las complicaciones específicas de la enfermedad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento