Madeleine McCann
La pequeña Madeleine McCann (en centro) y sus padres. (ARCHIVO). ARCHIVO

Un informe de 17 volúmenes y entre 20.000 y 30.000 páginas. Son los números de los miles de datos y páginas de la investigación sobre la desaparición de la pequeña Madeleine McCann que han sido revelados a la prensa portuguesa dos semanas después de que el caso fuera archivado por la fiscalía portuguesa. La ley del país luso permite la cesión pública de los detalles del caso, que incluyen la declaraciones de los testigos o las entrevistas realizadas al matrimonio McCann, una vez terminado el secreto sumarial.

Los documentos que salen a la luz han sido enviados a los periodistas en DVD
Tras más de 14 meses de investigación, los únicos datos que se conocen de este proceso han sido las sucesivas filtraciones que han llegado a los medios de comunicación así como el libro publicado por el ex
inspector de la policía lusa, Gonçalo Amaral, que investigó la desaparición de la niña.

Amaral, en Maddie, la verdad de la mentira, explicó el pasado 24 de julio en la presentación de la obra que Maddie falleció en una caída accidental de un sofá del apartamento donde estaba de vacaciones con sus padres, en el que se detectaron restos de su sangre y huellas de su cadáver. El cuerpo, según el ex policía fue más tarde congelado y escondido posiblemente por sus padres.

Gonçalo Amaral fue el primer responsable de la investigación y fue apartado del caso en octubre por criticar a la policía británica. Se jubiló poco después con sólo 48 años.

"Son indicios"

El antiguo investigador asegura que sus teorías sobre lo ocurrido son "simples y fundamentadas en indicios". Ahora, con la filtración de todos los detalles del 'caso Maddie', quizá se pueda conocer las razones por las que Amaral llegó a estas conclusiones.

Los documentos que salen a la luz han sido enviados a los periodistas en DVD. La mayoría que han pedido esa información son británicos.