El PSOE hace equilibrios antes del debate: Sánchez podría pactar con el PP y con Unidas Podemos

Pablo Casado (PP), Pedro Sánchez (PSOE), Albert Rivera (Cs) y Pablo Iglesias (Unidas Podemos), momentos antes del debate electoral en RTVE.
Pablo Casado (PP), Pedro Sánchez (PSOE), Albert Rivera (Cs) y Pablo Iglesias (Unidas Podemos), momentos antes del debate electoral en RTVE para el 28-A.
Raúl Tejedor / RTVE / EFE

Una de las preguntas que tendrá que responder en el debate de esta noche el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, es si piensa pactar con el PP tras las elecciones del próximo domingo. Es la hipótesis que viene propagando desde hace semanas el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y que, horas antes de la cita entre los cinco principales candidatos, el PSOE no ha aclarado. Su presidenta, Cristina Narbona, ha dicho que la integridad territorial justificará el acuerdo con todas las fuerzas, “también por supuesto al PP”, de la misma manera que ha señalado que Unidas Podemos debería reconsiderar su exigencia de entrar en el Gobierno y aceptar un pacto a la portuguesa.

Narbona ha asegurado que “no hay un pacto a priori con nadie” y que lo que defenderá Sánchez esta noche es “un pacto para buscar acuerdos con la mayor parte de los ciudadanos”. Esto, por tanto, deja abierto un escenario en el que el PSOE no cierra la puerta a ningún partido, sobre todo por lo que respecta a Cataluña, donde Sánchez ofrecerá un “pacto para la integridad de nuestro país” que “incluye también por supuesto al PP”.

Según ha dicho, más allá de las diferencias evidentes entre PSOE y PP en cuestiones como fiscalidad o mercado de trabajo, “en el tema de la integridad de España y el cumplimiento de la Constitución, podemos entendernos con cuantos más partidos mejor”.

“Para eso es fundamental el acuerdo con las demás fuerzas políticas, también con el PP”, ha insistido Narbona, que, sin embargo, no ha mencionado en ningún momento a Ciudadanos.

Pacto a la portuguesa con Podemos

Que Pedro Sánchez considere que puede acordar con el PP cuestiones territoriales no excluye que el PSOE haya abandonado la idea de gobernar con el apoyo de Unidas Podemos desde fuera del Ejecutivo, algo que los de Iglesias rechazan, porque insisten en la coalición. Tras eximir de toda culpa al PSOE por el fracaso de las negociaciones en julio, Narbona ha dejado claro que la negativa de Sánchez en septiembre a la coalición “no era en absoluto un intento de humillar a los votantes de Unidas Podemos”.

Todo lo contrario, ha asegurado Narbona, que una vez más ha puesto como ejemplo el Gobierno de Portugal, donde el socialista Antonio Costa gobernó con el apoyo desde fuera del Bloco de Esquerda y el Partido Comunista en un pacto que no tardó en reeditarse tras las elecciones de este año.

Según Narbona, el sentimiento de afrenta por parte de los dirigentes morados “no se entiende así en un país como Portugal, donde el Bloque de Esquerda y el Partido Comunista han apoyado desde fuera a Costa y vuelven a hacerlo otra vez, porque les ha ido bien y nadie se ha sentido humillado”.

Debate hacia los indecisos

De esta manera, el PSOE deja abiertas todas las opciones horas antes de un debate donde es previsible que Sánchez tampoco vaya a desvelar con quién preferiría formar Gobierno pero que Narbona ha asegurado que será “muy importante por la cantidad de personas indecisas” que hay, más del 25% de los electores según una encuesta de Ipsos para 20 Minutos publicada este lunes.

Narbona ha asumido que el debate puede ser un “todos contra Pedro Sánchez” y ha dicho desconocer si el presidente en funciones se guarda alguna propuesta sorpresa. “Soy solo presidenta del PSOE, no conozco el contenido de la chistera del secretario general y presidente en funciones”, ha dicho. “Si tiene algún conejo que sacar en el debate, lo desconozco”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento