La Mancomunidad del Este no verterá sus residuos en Valdemingómez... por ahora

  • Más Madrid, PSOE y Cs votan en el Pleno a favor de que Vallecas no reciba la basura del vertedero de Alcalá..
  • Esta propuesta no es vinculante, por lo que el Ayuntamiento podría obviar el mandato plenario.
  • La Comunidad tiene potestad para declarar la emergencia sanitaria y traer así los residuos a Madrid.
  • El consistorio está dispuesto a recibir los residuos de los 31 municipios con una serie de condiciones.
  • La polémica provoca un desencuentro entre el Gobierno municipal de PP y Ciudadanos.
Greenpeace coloca una pancarta contra los plásticos en Valdemingómez
Greenpeace coloca una pancarta contra los plásticos en Valdemingómez
EP

La ciudad de Madrid no quiere que la basura procedente de 31 municipios de la zona este de la Comunidad se lleve al vertedero de Valdemingómez(Villa de Vallecas) mientras se termina el nuevo centro de tratamiento de residuos en el municipio de Loeches. Así quedó reflejado este miércoles en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid, donde los votos de Más Madrid, PSOE y Ciudadanos sacaron adelante una proposición que excluye la posibilidad de recibir más de 220.000 toneladas adicionales de residuos al año, como reclaman los vecinos de la zona. La proposición contó con la abstención del Partido Popular y Vox. También se aprobó instar a que Rivas y Arganda, que vierten en Valdemingómez, renueven sus planes de residuos.

Esta decisión, sin embargo, habría que ponerla en barbecho, ya que en principio no es vinculante. Pese a que el pleno es "el órgano de máxima representación política de los ciudadanos en el gobierno municipal", es la Junta de Gobierno la que decide convertir o no las propuestas en realidades. "Será la decisión del gobierno del Ayuntamiento de Madrid. Ya todos los partidos han demostrado cuál es su postura", aseguró el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, a favor de aceptar los residuos bajo una serie de condiciones, entre ellas pagar al Consistorio 30 euros por tonelada y poder devolver a Loeches la misma cantidad de residuos recibida.

En esta legislatura, el Gobierno municipal ya ha obviado una decisión que adoptó el Pleno municipal el pasado 29 de julio. Ese día, el órgano local aprobó con los votos a favor de Más Madrid y por el PSOE, la abstención de Vox y la negativa de PP y Cs que la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) recurriese ante el Tribunal Supremo la sentencia del Tribunal de Cuentas que revocó la condena contra la exalcaldesa Ana Botella y a su junta de Gobierno por vender 1.860 viviendas públicas a un fondo de inversión en 2013.

La otra razón por la que los vecinos de Vallecas aún no pueden cantar victoria es porque la Comunidad podría declarar el estado de emergencia sanitaria –aún estamos muy lejos de ese escenario– si hay peligro para la población. En ese caso, y ante la ausencia de un espacio alternativo donde arrojar los residuos, el Gobierno regional tendría la potestad para decidir que la basura fuese a Valdemingómez.

La votación plenaria dejó a las claras que el Gobierno de PP y Cs tienen criterios diferentes en este asunto y que se abre una herida que va a ser difícil de cerrar. Mientras , Martínez-Almeida advertía que si Valdemingómez no acoge los residuos de la Mancomunidad del Este, los municipios de Arganda del Rey y Rivas Vaciamadrid "dejarán de enviar los suyos a este emplazamiento", ya que "los residuos no tienen ideología", la vicealcaldesa ofrecía el discurso opuesto. "No puede ser que Vallecas termine siendo el vertedero regional de Madrid. El atajo es Madrid, y no se lo podemos poner así de sencillo siempre", señaló Villacís, quien añadió: "Cada vez que un municipio no asume su responsabilidad, la respuesta no puede ser que Madrid haga los deberes por todos".

Para Más Madrid, la única opción es rechazar la llegada de los residuos. "El problema de los residuos no es una cuestión de dinero sino de sostenibilidad medioambiental y de calidad de vida de los vecinos", afirmó su portavoz mediática, Rita Maestre. Por su parte, desde el PSOE, su portavoz de Medio Ambiente y Movilidad Alfredo González dijo que el origen de la situación en el vertedero de Alcalá la tiene el PP, que estuvo al frente de la Mancomunidad de 2008 a 2015, cuando sabían que el vertedero iba a colmatar pero no hicieron nada. "Los vecinos del sur de Madrid no deben pagar la imprevisión, la pasividad y mala gestión del PP".

Más de un año y medio de desencuentros

  • Marzo 2018. La planta de Loeches recibe la autorización. Comienzan las expropiaciones y la búsqueda de alternativas para el periodo entre el cierre del vertedero de Alcalá y la apertura del nuevo.

  • Agosto 2018. La Comunidad pide a la Mancomunidad del Sur y al Ayuntamiento de la capital que "ayuden" con la recepción de las 200.000 toneladas de basura que se generan en el este.

  • Diciembre 2018. El pleno del Ayuntamiento de Madrid rechaza que la planta de Valdemingómez sea una alternativa. El vertedero de Pinto también se había negado.

  • Octubre 2019. El vertero de Alcalá anuncia su cierre definitivo este mes. Días después, trasciende que Martínez-Almeida negocia con la Mancomunidad la recepción de basura en Valdemingómez.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento