A la caza de las auroras boreales, ¿es posible verlas este otoño en España?

  • Fueron observables en 2003 en Gijón y en 1989 en Galicia y otras zonas del norte peninsular.
Aurora boreal en Lietzen, Alemania.
Aurora boreal en Lietzen, Alemania.
EFE

Espíritus danzantes en la penumbra del cielo nocturno, espectros librando encarnizadas batallas celestiales o destellos de las armaduras de las valkirias camino del Valhalla. Son algunas de las interpretaciones que la mitología ofreció durante siglos para tratar de explicar un sobrecogedor fenómeno que ha fascinado a los seres humanos desde los albores de su existencia: las auroras boreales.

La ciencia, que comenzó a estudiarlas y comprenderlas en el siglo XVII, brinda una explicación más prosaica, aunque no menos interesante: se trata de un fenómeno de naturaleza eléctrica que tiene lugar en la ionosfera a unos 100 kilómetros sobre la superficie del planeta. Estas luces de aspecto casi mágico se generan cuando un flujo de partículas con carga llegan a la Tierra procedentes del Sol y son desviadas por la magnetosfera hacia los polos, donde colisionan con átomos y moléculas de la atmósfera y comienza el espectáculo visual.

Aunque más habituales en latitudes próximas a los círculos polares, las auroras boreales y australes -nombres que reciben en el hemisferio norte y sur, respectivamente- también pueden contemplarse en zonas de la Tierra más cercanas al Ecuador. Así, en ocasiones es posible admirarlas cuando iluminan el cielo español.

"Es un fenómeno que está sobre todo circunscrito a las regiones polares, pero hay veces en que el Sol emite más partículas de lo normal y se produce una tormenta geomagnética. Entonces, la intensidad del flujo de partículas es mucho mayor y también su alcance espacial, que no queda limitado a esa zona polar, y las auroras pueden verse en latitudes medias", explica a 20minutos, José Miguel Viñas, meteorólogo de Meteored.

Espectacular aurora boreal en el cielo de Laponia. (AGENCIA ATLAS)

España, una aurora cada dos años

En cuanto a la frecuencia con que las auroras boreales surcan el cielo español, el fenómeno se produce de media cada bienio, detalla Viñas, y la probabilidad de observarlas es mayor en el norte peninsular y durante la época en la que los días son más cortos y hay menos horas de luz.

A las dificultades para contemplar este fenómeno se suman la nubosidad y la contaminación lumínica de las ciudades. Por eso, es más probable verlas fuera de las grandes urbes, aunque no es necesario situarse en ningún lugar concreto -como montañas o descampados-.

La aurora de la Guerra Civil

Entre las últimas auroras boreales de las que se tiene constancia en España destaca la que iluminó el cielo de Gijón en noviembre de 2003, que los vecinos pudieron contemplar e incluso fotografiar. Algo anterior es la que se pudo observar en Galicia en 1989, que afectó en menor medida a otras zonas del norte de la Península.

No obstante, una de las más recordadas en territorio español es la que se produjo la noche del 25 al 26 de enero en 1938, en plena Guerra Civil, cuando una excepcional aurora boreal tiñó de rojo el cielo y sembró el pánico entre la población española, que creyó que las luces provenían de los  explosivos de los bombardeos.

La magnitud de esta aurora fue tal que llegó a verse también en otros puntos del planeta a latitudes medias, como Roma, París o Ciudad de México.

Ya en 1859 las auroras boreales habían surcado el cielo de buena parte del planeta, a causa del evento Carrington, la tormenta solar más potente de la historia, que permitió que estas luces fueran visibles incluso en el norte de Colombia. Además, se produjeron otros muchos fenómenos, como el colapso del sistema de telégrafos.

Dónde ver auroras: norte de Escandinavia y Canadá

A pesar de que las auroras boreales son visibles en España, no deja de ser un fenómeno "anecdótico" que no se produce todos los años. La región ideal para observarlas, señala Viñas, es el norte de Escandinavia, de Finlandia y de Canadá

"Por encima de los 65 grados de latitud es donde suele ser más frecuente", recalca el meteorólogo, que matiza que la Tierra no es el único planeta con auroras, que también ocurren en Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento