València destinará más fondos en 2020 a alcantarillado, limpieza y jardinería con un presupuesto de casi 900 millones

  • Las cuentas municipales del próximo año prevén dejar la deuda en 328 millones de euros, frente a los 750 de 2015.
  • El documento incluye proyectos como la remodelación de las plazas de la Reina y Brujas, dos colegios y un instituto.
  • El Gobierno local de Compromís y PSPV saca pecho de su "cohesión" al presentar el proyecto en octubre.
  • Llegir en valencià.
El alcalde de Valencia, Joan Ribó (izqda), junto al concejal de Hacienda, Ramón Vilar, muestra el lápiz de memoria que contiene los presupuestos municipales para 2020, al comienzo de la rueda de prensa en la que ha presentado las cuentas municipales para el próximo año.
Ribó y Vilar muestran el lápiz de memoria que contiene los presupuestos.
M. B. / EFE

El Ayuntamiento de València dispondrá en 2020 del presupuesto más alto de su historia, con un importe total de 898,4 millones de euros, un 5,8% más que el del presente año. El alcalde de la ciudad, Joan Ribó, y el concejal de Hacienda, Ramón Vilar, han presentado este martes el proyecto elaborado por el Gobierno local, que prevé un aumento de los ingresos fruto de la mayor recaudación vía impuestos y del ahorro derivado de la reducción de la deuda, así como de gastos, con importantes incrementos en personal para Policía Local y Bomberos, y también en alcantarillado, limpieza y mantenimiento de parques y jardines.

Ambos dirigentes han puesto en valor el hecho de que los presupuestos municipales se presenten antes de finalizar el mes de octubre, para iniciar así el trámite hacia su previsible aprobación a finales de diciembre con el apoyo de los partidos que conforman el Ejecutivo local, Compromís y el PSPV. 

En palabras de Vilar, este hecho "demuestra la cohesión en el Gobierno" municipal "en los momentos importantes, no puntuales", mientras Ribó ha subrayado que el de València es "el primer ayuntamiento de una gran ciudad" que aprueba a estas alturas su proyecto de cuentas para 2020.

Menos deuda y carga financiera

Uno de los aspectos más destacados es la progresión en la reducción de la deuda. Si en junio de 2015 el Consistorio acumulaba un endeudamiento de 750 millones de euros, al finalizar el presente año se situará en 374,85 millones, y en las cuentas de 2020 se prevé finalizar el ejercicio con 328 millones de deuda. Es decir, una reducción de más del 50% en cinco años.

Esta bajada, unida a la salida del Plan de Ajuste estatal que encorsetaba el gasto municipal, permitirá al Ayuntamiento de València un ahorro de 12,5 millones de euros en gastos financieros que podrá dedicar a otras partidas.

El reequilibrio de las cuentas municipales deja la deuda por debajo del 40% de los ingresos consolidados, con margen hasta el límite del 75% que recomiendan las autoridades fiscales. "Estamos preparados para hacer frente a una posible desaceleración económica", ha afirmado Ribó, "sin duda mucho mejor que antes de la anterior crisis, en 2008, con una deuda descontrolada y unos ingresos descuidados".

Gastos

El presupuesto crece en 49,16 millones de euros, una cifra que, en el ámbito del gasto, irá destinada fundamentalmente a mejoras en el alcantarillado (19,1 millones, un 25,9% más) y nuevas inversiones en la red, con otros 17,2 millones de euros. Otro capítulo destacado es el de personal, que crece en 21 millones (un 7,4% respecto a 2019) para contratar más policías locales, bomberos, técnicos y arquitectos municipales.

En el apartado de servicios a la ciudadanía, destaca también el incremento del gasto en jardinería (mantenimiento y poda de parques y jardines y gestión de nuevos como los de Malilla, Benimàmet y Parque Central), que sube 4 millones, hasta los 29,7 millones de euros, así como en limpieza, que con un crecimiento del 6,3% escalará hasta los 74,9 millones de euros. En este apartado, Ribó ha anunciado un plan de choque destinado a determinados barrios y a eventos y ha explicado que el aumento también obedece a la coincidencia con la renovación de los contratos de prestación de los servicios de jardinería y de limpieza.

En el capítulo de gasto destaca, además, el mantenimiento de vías urbanas (calzadas, aceras, puentes y túneles), que se dispara un 43,4% y alcanzará los 5,5 millones de euros en 2020 (más otros dos millones en el capítulo de nuevas inversiones), así como otras partidas para Bienestar Social (34,1 millones) y la Capitalidad Mundial del Diseño (500.000 euros). La EMT aumenta un 3,5% la aportación municipal, Mobilidad Sostenible contará con un 28,2% más para asumir el parquing de Parcent (junto al de Brujas) y el nuevo contrato de la ORA, y también crecen las transferencias para Fiestas y la Fundación Deportiva Municipal.

Respecto a las nuevas inversiones, además de la referida en alcantarillado, destacan las reurbanizaciones de las plazas de la Reina (6 millones) y de Brujas (1,3 millones) y la intervención en tres centros escolares con fondos de la Generalitat en el marco del Pla Edificant: el CEIP Malilla (525.000 euros), el IES Peset Aleixandre (1,3 millones) y el nuevo CEIP Santo Ángel de la Guarda (4,5 millones de euros).

Otros proyectos serán las excavaciones y urbanización del entorno de Sant Vicent de la Roqueta (600.000 euros), el Plan Edusi del Cabanyal (4,7 millones), el nuevo sistema de contabilidad del Ayuntamiento (4,2 millones), las cámaras de vigilancia en los entornos BIC y la remodelación de parques (Manuel Granero, Montoelivete, Costa de Marfil, Campoamor, Manuel Simó...).

Ingresos

¿Cómo piensa cubrir el Consistorio todo este nivel de gasto? Con más ingresos que, fundamentalmente, proceden de las subidas de impuestos (ICIO, IBI y parcialmente de vehículos), con el refuerzo de la inspección y con los 24 millones de euros para alcantarillado que, con carácter finalista, se recaudarán a través de la factura del agua. "Quien consuma más agua tendrá que pagar más agua", ha afirmado Ribó.

Además, la liquidación de las entregas a cuenta del Estado procedente del incremento de la recaudación del IRPF, IVA e impuestos especiales en València proporcionará 28 millones de euros más al Consistorio. La Generalitat, por su parte, transferirá 3,2 millones para servicios sociales, 6 millones para colegios e institutos y 578.000 euros para escuelas infantiles.

A la cola en presión fiscal

Tanto Ribó como Vilar han insistido en que la presión fiscal de València se ha mantenido (611 euros por habitante) y es, a día de hoy, la ciudad con menos presión fiscal de las grandes urbes españolas, por detrás de Madrid (1.094 euros), Barcelona (906), Zaragoza (693) y Sevilla (617).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento