Día: 31 de julio. Lugar: seguramente el barrio de Neguri de Getxo, un barrio de clase alta donde viven muchos empresarios y políticos vascos. ETA ya había elegido su objetivo. La banda terrorista tenía previsto cometer un atentado de grandes dimensiones con un potente coche bomba en esta localidad vizcaína.

El 31 de julio es un día simbólico. Es la fiesta de San Ignacio, patrón de Vizcaya y Guipúzcoa. Esa jornada también se celebran las fiestas de Algorta, uno de los barrios más populosos de Getxo, y se disputa el Circuito de Getxo, una clásica ciclista de profesionales que recorre las principales arterias del municipio.

Aunque no se ha confirmado cuál iba a ser el objetivo, se descarta que fuera contra una persona en concreto. Los investigadores consideran que los terroristas buscaban atacar algún edificio o infraestructura simbólica o causar la mayor conmoción posible. Fuentes de la investigación citadas por 'Vasco Press' sostienen que el atentado lo perpetraría otro comando desplazado desde Francia.

Los planes terroristas se han conocido gracias a la operación policial que desarticuló el martes el 'complejo Vizcaya' . La cúpula de la banda había ordenado a uno de los activistas 'legales' detenidos por la Guardia Civil abandonar la localidad de Getxo para que no se le pudiese relacionar con esta acción, que al parecer iba a cometer un comando desplazado desde Francia.

Aitor Cotano

La Guardia Civil encontró en poder de Aitor Cotano Sinde, de 24 años, uno de los nueve detenidos el martes, una carta que le había enviado ETA en la que mencionaba la ekintza (atentado) inminente en su localidad natal, Getxo. Cotano fue detenido en Nigrán (Pontevedra).

Getxo es una localidad golpeada de manera sistemática por los terroristas. Desde el año 2000 ETA ha atentado seis veces en este municipio. El último gran atentado lo padeció hace apenas dos meses, cuando un coche bomba arrasó el Club Marítimo.

Los registros realizados durante la operación en el domicilio donde residía el jefe del comando Vizcaya, Arkaitz Goicoetxea, han desvelado que los terroristas tenían en su poder planos y anotaciones sobre el Bilbao Exhibition Centre de Barakaldo (BEC) , un centro que además de acoger ferias, conciertos y partidos de baloncesto, también ha sido el escenario de importantes actos políticos.