Los Mossos d´Esquadra han detenido a cinco personas por retener contra su voluntad durante dos meses y agredir a Dolores, una joven de 19 años, a la que supuestamente también violaron, en un campamento gitano de Centelles.

La encontraron tapada con una manta

La víctima, que fue liberada el viernes, presentaba hematomas por todo el cuerpo y heridas de arma blanca en las piernas.

Los Mossos la encontraron tapada con una manta dentro de una antigua caseta de transformadores eléctricos. La chica fue trasladada al hospital General de Vic.

Quería dejar a su pareja

Al parecer, el secuestro se produjo por una disputa familiar, después de que la joven acabara la relación sentimental con el hombre con el que convivía.

La víctima presentaba hematomas y heridas de arma blanca
Cuando quiso abandonar la casa, ni él ni su familia se lo permitieron, y la retuvieron.

Los detenidos, tres hombres y dos mujeres, tienen entre 18 y 49 años. Se les acusa de los delitos de detención ilegal, lesiones, omisión del deber de socorro, trato degradante, amenazas, coacciones y, en el caso de uno de los arrestados, de agresión sexual.

Tanto la víctima como los detenidos son de etnia gitana, según ha informado el cuerpo policial. La chica asegura que la golpeaban "con la correa de una perra" y que fue objeto de navajazos, puñetazos y patadas. Denuncia que la violaron y que no la dejaban comer.