Diana Krall enamora a Madrid en el estreno de los Veranos de la Villa

  • Es una de las mejores intérpretes femeninas de jazz.
  • Los asistentes abarrotaron el patio central de Conde Duque.
  • Krall homenajeó al inolvidable Nat King Cole.
Diana Krall durante el concierto que ha ofrecido en Madrid, inaugurando así los conciertos veraniegos en el Patio Central de Conde Duque. (EFE)
Diana Krall durante el concierto que ha ofrecido en Madrid, inaugurando así los conciertos veraniegos en el Patio Central de Conde Duque. (EFE)
EFE
La voz aterciopelada de Diana Krall, una de las mejores intérpretes femeninas de jazz de los últimos veinte años, enamora a Madrid en el estreno del patio central de
Conde Duque dentro de los Veranos de la Villa, que llevarán a la ciudad a grandes artistas internacionales como
Gloria Gaynor o Pat Metheny.

A pesar del elevado precio de las entradas -

60 euros las más baratas-, el patio central de Conde Duque registró un lleno absoluto en su primera noche de conciertos. Engalanados para una gran velada, los asistentes abarrotaron el graderío a la espera de que Diana Krall ofreciera en directo lo que tan sugerentemente propone en sus discos.

La cantante y pianista canadiense salió al escenario a las 21:30 horas acompañada por tres grandes del jazz: Jeff Hamilton a la batería, Anthony Wilson con la guitarra y el maestro John Clayton, para regocijo del público, en el contrabajo. Hasta que cada uno de los músicos no hizo su primer solo, Diana contuvo su voz y se "limitó" a disfrutar del enorme piano de cola desde el que contemplaba encantada a sus compañeros.

Homenaje a Nat King Cole

'Let's fall in love' fue el primer tema con el que acarició al Conde Duque, que cayó rendido ante el derroche de sentimiento y buen hacer que la intérprete destapó en tan sólo unos minutos. La gente marcaba el compás con sus pies mientras algunos pájaros, que apuraban las últimas horas de sol, improvisaban el quinto instrumento del grupo de jazz.

Diana Krall homenajeó en su siguiente canción al inolvidable Nat King Cole con una versión del 'I will string along with you', sumándose al selecto club de músicos americanos que ya hicieran sus propias grabaciones -Louis Armstrong, B.B. King y Frank Sinatra, entre otros-.

El público y la cantante consiguieron tanta empatía que la ovación no pudo esperar hasta las últimas notas. La impaciencia de la grada por aplaudir todo lo que ocurría bajo los focos se convirtió en habitual y los intérpretes se engrandecieron buscando la complicidad de la gente que se había acercado a verles.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento