Un trabajador miembro de un piquete de la protesta de los transportistas ha muerto este martes por la tarde atropellado por una furgoneta en la puerta de Mercagranada, en la carretera de Córdoba, a la altura del término municipal de Atarfe (Granada).

El conductor se dio a la fuga aunque posteriormente fue detenido

El accidente se produjo sobre las 17.00 horas en la rotonda ubicada en el kilómetro 432 de la carretera N-432. En ese lugar se había apostado un piquete integrado, según testigos presenciales, por cinco o seis personas que cerraba el paso de los vehículos e intentó hacer lo propio con una furgoneta Ford, con matrícula GR-8257-AF, conducida por A.Q.G, el dueño de un supermercado de Granada que cuando ocurrieron los hechos se dirigía a cargar mercancía a una nave de almacenamiento a pocos metros de donde se produjeron los hechos.

Según las primeras informaciones, el conductor no frenó, fue apedreado y posteriormente intentó seguir, lo que provocó el accidente mortal del camionero que fue arrastrado y arrollado contra una mediana durante un recorrido de unos 50 metros hasta que cayó al suelo y fue atropellado con las ruedas traseras. El conductor se dio a la fuga aunque posteriormente fue detenido. Se prevé que hoy pase a disposición judicial.

Julio Cervilla Sojo, de 47 años, llevaba trabajando un mes y medio para Benito Sánchez, un autónomo propietario de un único camión que formaba parte del piquete y presenció los hechos. Estaba separado, tenía tres hijas y una nieta. Residía en Albolote (Granada.

En la localidad granadina de Motril, este martes por la mañana un camionero era detenido y otro traslado hasta el hospital Santa Ana, tras la intervención de los agentes antidisturbios de la Policía Nacional en el puerto de este municipio

La actuación policial pretendía permitir el tránsito de camiones en la empresa de hidrocarburos CLH del puerto, donde se concentraban piquetes de la huelga de transportes, según ha podido comprobar Efe.