El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, se ha sometido hoy a una operación para curar las secuelas que le produjo el tratamiento contra el cáncer de próstata que recibió hace cinco años. Fuentes del Ayuntamiento estiman que el primer edil estará varias semanas de baja para recuperarse de la intervención.

Iñaki Azkuna fue operado en mayo de 2003 de cáncer de próstata. Entonces, tuvo que estar una temporada alejado de sus tareas políticas. Todo fue bien, pero tres años más tarde, en 2006, tuvo que ser intervenido de nuevo "para corregir una leve complicación local surgida en el curso del tratamiento".

"Ruego que no se juegue con mi enfermedad en el debate político", ha pedido Azkuna en más de una ocasión.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO