Casado ve a Sánchez "sobrepasado", le exige dar el primer paso del 155 y que la Fiscalía actúe contra Torra

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez (i), y el líder del PP, Pablo Casado, momentos antes de la reunión que han mantenido este miércoles en Moncloa para analizar la escalada de violencia en Cataluña tras la sentencia del 'procés'.
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez (i), y el líder del PP, Pablo Casado, momentos antes de la reunión que han mantenido este miércoles en Moncloa para analizar la escalada de violencia en Cataluña tras la sentencia del 'procés'.
EFE/Juan Carlos Hidalgo

El presidente del PP, Pablo Casado, ha considerado que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, está "sobrepasado" por los acontecimentos en Cataluña al término de la reunión que ha mantenido con él este miércoles en La Moncloa, donde le ha exigido que aplique ya la Ley de Seguridad Nacional e incluso que el Consejo de Ministros dé el primer paso del artículo 155, con un requerimiento al presidente de la Generalitat, Quim Torra. También ha indicado que la Fiscalía General del Estado debe actuar "de inmediato frente al presidente del Parlament, cargos de la Generalitat y su presidente por incitar al desorden público y la desobediencia".

Casado ha planteado estas y otras exigencias a Sánchez en una reunión en la que el presidente le ha garantizado que "no descarta ningún escenario, todo está previsto y actuará" en función del desarrollo de los acontecimientos en Cataluña. Sin embargo, no le ha anunciado la puesta en marcha de ningún otro mecanismo legal, como la aplicación de la Ley de Seguridad Nacional que Casado sí cree conveniente aplicar ya.

Según han informado fuentes de Moncloa en línea con el comunicado difundido anoche por el Gobierno, Sánchez ha trasladado a Casado que "un mensaje claro", que "no descarta ningún escenario todo está previsto y actuará, si es preciso, desde la firmeza, la proporcionalidad y la unidad". En las últimas semanas, el presidente ha advertido de que aplicará la Ley de Seguridad Nacional o incluso un nuevo artículo 155 si es necesario. Al mismo tiempo que Casado hablaba ante la prensa en Moncloa, el secretario general del PSOE, José Luis Ábalos, lo hacía en la sede de su partido, desde donde ha asegurado que "no se dan los supuestos" para aplicar la Ley de Seguridad Nacional o el artículo 155, aunque el Gobierno está "atento" para que la "violencia no quede impune".

Sin embargo, estas garantías no han bastado para tranquilizar a Casado, que ha admitido que se marcha "preocupado" de Moncloa después de reunirse con el presidente. "No creo que por tercera jornada consecutiva pueda estar cortado el AVE", ha dicho Casado, que tampoco ha comprendido por qué ayer la policía tardón tanto en sofocar las "algaradas" en las calles de Barcelona o por qué no hay allí "medios suficientes". "No me gustaría constatar que son los violentos los que fueran por delante del Estado", ha dicho.

Desde su punto de vista, los disturbios que se registran desde el lunes en Cataluña, que se agravaron notablemente este martes, ya son suficientes para que el Gobierno ponga en marcha tanto la Ley de Seguridad Nacional como también el paso previo para aplicar de nuevo el artículo 155, con un apercibimiento en el que el Gobierno inste a Torra a cumplir con sus obligaciones constitucionales.

Fuentes del PP afirman que para esto ultimo no hace falta redactar una relación de motivos concretos, mientras que ven en las declaraciones del presidente del Parlament, Roger Torrent, razones suficientes para la Ley de Seguridad Nacional. Por el contrario, el PSOE ha lanzado este miércoles un llamamiento a otros partidos, instándoles a "no confundir la moderación con la ausencia de lfirmeza". El Gobierno, ha dicho Ábalos, "no va a hacer espectáculo ni nada espectacular".

"Como yo sí respeto las sentencias del Tribunal Constitucional, sé que ahora hay motivos para que el Consejo de Ministros inquiera si un presidente autonómico acata la Constitución, si se niega a acatarlo es cuando el Gobierno, dependiendo de los acontecimiento, puede activar esta previsión constitucional pidiendo la actuación del Senado", ha explicado Casado, que plantea al Gobierno que dé el primer paso del 155 en "previsión" ante lo que pueda suceder y para cumplir adecuadamente con los plazos que el Constitucional marcó en la sentencia que, a posteriori, se convirtió en la guía para aplicar en lo sucesivo este artículo de la Constitución.

Casado no tenía previsto llevar a Moncloa con una lista de peticiones y hasta llegó a albergar la esperanza de que este miércoles el presidente del Gobierno le anunciaría la puesta en marcha de los mecanismos legales que tiene a su disposición para cerrar el paso a las "algaradas" que se suceden en Cataluña. No obstante, el líder del PP ha ido a ver a Sánchez con más propuestas. Una de ellas, para que la Fiscalía actúe ya contra Torra y su gobierno por "alentar" la desobediencia. También ha apelado al presidente "como secretario general del PSOE" para que su partido rompa los alrededor de 40 pactos postelectorales en ayuntamientos catalanes con ERC, JxCAT e incluso la CUP así como en la Diputación de Barcelona.

El presidente del PP está dispuesto a apoyar este tipo de medidas inmediatas desde la oposición, mientras que tras el 10-N ha esperado estar él en el Gobierno para emprender otras, como reforzar el Código Penal o prohibir los indultos a condenados por rebelión y sedición.

Disponibilidad y apoyo

Casado se ha llevado una impresión nada tranquilizadora de su reunión con Sánchez, con la que este miércoles ha abierto una ronda de contactos del presidente en Moncloa que continuará esta tarde con los líderes de Podemos, Pablo Iglesias, y de Ciudadanos, Albert Rivera.

Como es habitual al tratarse del líder de la oposición, Casado ha comparecido después en la sala de prensa normalmente reservada a los miembros del Gobierno o a líderes internacionales, pero antes fuentes de Moncloa han difundido su versión de un encuentro en el que han apuntado que el líder de PP "ha transmitido su apoyo" al presidente en funciones. Esto no ha sido exactamente así, según ha explicado luego Casado, que consideraba la reunión de este miércoles necesaria dada las circunstancias y ha reiterado su apoyo "al Estado", pero no tanto a Sánchez, a quien no ha evitado señalar las cosas con las que no está de acuerdo.

La principal tiene que ver con el apoyo del que ha afirmado que Sánchez se valió de fuerzas independentistas para llegar al Gobierno en la moción de censura el año pasado. "Nunca hemos entendido por qué Pedro Sánchez aceptó los votos de los independentistas para convertirse en presidente y tampoco la irresponsabilidad de forzar unas nuevas elecciones si ya estaba previsto que esto pudiera suceder", ha criticado.

Otro cosa es el apoyo al Estado, que Casado ha garantizado. "El Estado tiene todo nuestro apoyo par hacer lo que tiene que hacer, nosotros estamos siempre al lado de las instituciones y en cumplimiento de la ley para garantizar los derechos y libertades de los ciudadanos", ha explicado el líder del PP, que ha añadido que "es  compatible apoyar esa actuación desde las Administraciones al mismo tiempo que decir que se tienen que aplicar leyes en vigor", en las que desde su punto de vista "ya vamos tarde".

En todo caso, Sánchez ha agradecido a Casado por "su disposición" y ambos han coincidido en reconocer el papel que están haciendo estos días las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y en su condena, "firme" y "contundente" de lo que el presidente ha considerado "el uso de la violencia para amedrentar a los ciudadanos y quebrar la convivencia en Cataluña".

Casado ha añadido su apoyo al "uso legítimo de la fuerza", que, ha dicho, es algo que el PP no tuvo de la oposición cuando estando en el Gobierno tuvo que afrontar situacioness similares en 2017.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento