Pablo García, profesor de Biología Vegetal de la Universidad de Sevilla: "Hay que educar para valorar y cuidar Doñana"

Pablo García Murillo, profesor de la Universidad de Sevilla y experto en Doñana.
Pablo García Murillo, profesor de la Universidad de Sevilla y experto en Doñana.
P. G.

Profesor del Departamento de Biología Vegetal y Ecología de la Universidad de Sevilla y experto en Doñana, Pablo García Murillo participó en el Grupo de Trabajo Científico-Técnico para la restauración del área quemada en el incendio de Moguer (Huelva) en junio de 2017.

¿Qué supuso el incendio de 2017 para Doñana?

La opinión pública estaba muy alerta. En junio de 2017, antes de que ocurriera el de Doñana, hubo un incendio en Portugal y otro en Grecia, el cual dejó gente fuera de sus casas y hasta muertos. Por eso, el incendio de Doñana fue doblemente devastador y mediático. Estamos acostumbrados a ver una estampa bonita del Parque y fue terrible ver kilómetros y kilómetros de cenizas y árboles quemados.

¿Se podrá recuperar todo lo perdido?

La gente es reacia a pensarlo, pero el sistema tiene una capacidad importante a los fuegos. El paisaje de Doñana se ha ido modelando por el hombre a lo largo de toda su historia. He estudiado imágenes aéreas de la zona antes de la Guerra Civil y, por ejemplo, no hay el típico pino piñonero. Pienso que el incendio se propagó rápidamente por la cercanía de las copas de los pinos, pero al fin y al cabo, estos están puestos de manera artificial, aunque ya sea un elemento emblemático. Yo pienso que el incendio debe ser visto como una oportunidad para replantearnos políticas incorrectas.

¿Por qué Doñana tiene esa capacidad a los fuegos?

Los suelos de Doñana son pobres y el agua se encuentra a mucha profundidad, por lo que las plantas de este entorno están acostumbradas a recuperarse muy bien de situaciones extremas. Pero ojo, no podemos permitir que se vuelva a repertir, Doñana no soportaría otro indencio como el de 2017.

¿Cómo fue y cómo está siendo el proceso de reforestación?

Tras el estudio de la situación, se llegó a la conclusión de seguir la inercia del territorio y mantener los usos, respetando los intereses comunitarios de la fauna y la flora protegidas allí. Lo más importante es respetar los usos, y con esto me refiero a los humedales. El agua de los humedales mantienen con vida a las marismas y estas son capaces de acoger a muchas especies de aves. Si no se llenan de agua, esas tierras se secarían y en esos humedales crecerían plantas. Todo esto conllevaría la pérdida de diversidad, perdiendo parte de la flora y la fauna.

Parece increíble que parte de la flora y fauna revivan tras un incendio.

Totalmente, tras un estudio personal he podido comprobar que un buen número de plantas leñosas rebrotan. En un experimento con la camariña, un arbusto que tiene como frutos unas bolitas blancas, hemos comprobado que rebrota con un 90% de éxito. Otras plantas crecen con más fuerza incluso. Sin embargo, la sabina, el enebro y el pino piñonero, al no ser naturales, están con un poco más de dificultad.

¿Las administraciones cuidan Doñana lo suficiente?

Esto es un problema importante. Organismos como la Junta de Andalucía o el Gobierno Central tienen la burocracia, que es la mejor herramienta para frenar muchas políticas. Sin embargo, los ayuntamientos pecan por la interpretación más directa que tienen sobre el territorio. El Monumento Natural del Asperillo es buen ejemplo de ello. Si el Ayuntamiento de Almonte (municipio al que pertenece) decide poner un sendero o una pasarela, puede que sin saberlo esté dañando el entorno o el propio monumento. Yo les pido que tengan visión y que piensen sobre qué les vamos a dejar a las generaciones futuras.

¿Qué solución inmediata propone?

Yo apuesto por un plan comarcal cuyo elemento principal sea el agua, porque hay que poner unas claras limitaciones a este bien. Y hace falta una importante labor en educación, tanto de los que viven allí, como la educación de la gente en general, para que sepan conservar los valores de la zona y cuidar Doñana. Los políticos han de vigilar y ser guardas de recursos tan importantes y necesarios como el agua.

Fundación Biodiversidad
Mostrar comentarios

Códigos Descuento