Meghan Markle y el príncipe Harry en Ciudad del Cabo, Sudáfrica
Meghan Markle y el príncipe Harry en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. GTRES

La batalla entre Meghan Markle y su familia no parece dar tregua sus protagonistas. Si hace unos días los duques de Sussex decidieron demandar al The Mail on Sunday por la publicación de una carta privada, ahora ha sido el padre de Meghan, a quien iba dirigida la misiva, el que ha cargado duramente contra su hija.

Según el propio Thomas Markle, ocultó la carta durante seis meses y su intención nunca fue que saliera a la luz. Sin embargo, decidió revelar parte de los detalles después de ser cuestionado por un "amigo íntimo" de la duquesa en otra publicación. "Decidí publicar partes de la carta por el artículo de un amigo de Meghan en la revista People. Tenía que defenderme. Solo revelé algunas partes ya que otras eran muy dolorosas. La carta no me pareció amorosa. La encontré hiriente", reveló el progenitor al rotativo inglés.

Además, confesó que se sintió "devastado" cuando se hizo pública una misiva que para él fue más "una despedida final" que una gran ocasión para reconducir la relación con su hija. Un vínculo que permanece dañado desde hace tiempo, concretamente desde que Meghan Markle  contrajo matrimonio el año pasado en Windsor, a las afueras de Londres. Un enlace al que no asistió Thomas Markle.

El padre de Meghan ya ha negado rotundamente haber cobrado por filtrar estos fragmentos a la prensa, a pesar de que la drástica decisión de los duques de Sussex ha sido demandar al medio que la publicó.

A través de un amplio comunicado, el príncipe Harry, nieto de la reina Isabel II, se defendió acusando a la prensa de publicar "una mentira tras otra". El bufete de abogados Schillings, en representación de la duquesa, ha acusado al dominical de llevar a cabo una campaña contra Meghan Markle llena de mentiras e historias humillantes.