Bruselas ve "avances positivos" aunque también "puntos problemáticos" en la propuesta de Johnson para el 'brexit'

El primer ministro británico, Boris Johnson, en una imagen de archivo.
El primer ministro británico, Boris Johnson, en una imagen de archivo.
EFE / Julia Warnand

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, ha considerado este miércoles que la propuesta de Boris Johnson para crear un área regulatoria provisional en la isla de Irlanda tiene "avances positivos", aunque advirtió "puntos problemáticos" sobre los que se deberá trabajar en los próximos días.

"Aún hay algunos puntos problemáticos sobre los que será necesario trabajar en los próximos días, en especial en lo que se refiere a la gestión del 'backstop'", ha informado el Ejecutivo comunitario, en un comunicado difundido tras la llamada entre Johnson y Juncker.

El jefe del Ejecutivo comunitario ha reiterado que la voluntad de la Unión Europea es lograr un acuerdo y que está dispuesta a trabajar "24 horas al día, siete días a la semana para que eso ocurra".

La salvaguarda irlandesa para evitar la vuelta a una frontera "dura" en Irlanda del Norte es el principal escollo para un divorcio amistoso a tiempo para evitar un 'brexit' caótico el próximo 31 de octubre, pero la Unión Europea se cierra a aceptar una alternativa que no garantice que cumplirá los mismos criterios que este instrumento.

Bruselas ve en la propuesta de Londres "avances positivos" y valora la determinación de Johnson para avanzar de cara a la cumbre europea de los días 17 y 18 de octubre y lograr un acuerdo.

Entre las cuestiones positivas, Juncker valora la idea de una plena armonización regulatoria para bienes y el control sobre los bienes que entren en Irlanda del Norte desde Gran Bretaña.

Sin embargo, los documentos que han llegado a Bruselas no resuelven las dudas con respecto al modo con que Londres cree que se protegerá el "delicado equilibrio" alcanzado con los acuerdos de Viernes Santo.

Normas aduaneras

El jefe del Ejecutivo comunitario también ha avisado de que el proyecto de Johnson no resuelve las dudas con respecto a las normas aduaneras y ha subrayado que toda alternativa debe ofrecer "una solución legalmente operativa que cumpla todos los objetivos" de la salvaguarda, a saber, proteger el Mercado Único, la cooperación norte-sur, la frontera 'blanda' y la economía de toda la isla.

Ahora, el equipo negociador europeo examinará en detalle la propuesta y la analizará "objetivamente y a la luz de nuestros criterios bien conocidos". Los Veintisiete y la Eurocámara también van a ser informados de los detalles.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento