Los misterios de Machu Picchu: de su arquitectura innovadora a los senderos infranqueables

Los secretos del Machu Picchu.
Los secretos del Machu Picchu.
CARLOS GÁMEZ

Poco se conoce sobre los Incas y la mayoría de lo que creemos saber son mitos. Pasa lo mismo con Machu Picchu. El emplazamiento, su arquitectura imposible, el propósito del mismo... ¿Se llama realmente así? Son dudas en relación con esta construcción que han alimentado multitud de teorías hasta la fecha.

Con el paso de los años, su más que notable hermosura y el aura de misticismo han hecho de Machu Picchu uno de los lugares más deseados del mundo. Estos son algunos de los misterios que aún quedan sobre esta construcción situada en la región de Cusco, en Perú.

¿Cuándo se construyó?

Se sabe con certeza que Pachacútec, noveno inca del Tahuantinsuyo entre 1438 y 1470, utilizó Machu Picchu como residencia de descanso. Por lo tanto, ya existía en el siglo XV. Sin embargo, algunas de sus mejores construcciones y el carácter ceremonial de la vía principal podrían tener su origen antes de Pachacútec. ¿Cuándo? Es un misterio, al igual que cuándo dejó de ser usado.

Hay algunas teorías que dicen que podría tener más de mil años, aunque unas pruebas de Carbono 14 realizadas hace casi tres décadas estimaron que la construcción estaría ubicada en torno al siglo XV.

Su verdadero nombre

Machu Picchu es su nombre contemporáneo, otorgado desde su descubrimiento. Machu significa viejo y Picchu significa montaña. Sin embargo, este no sería el nombre con el que la ciudad inca fue conocida en la antigüedad.

Una de las teorías en torno a este tema afirma que el verdadero nombre de Machu Picchu sería Patallaqta, vocablo que en quechua significa ciudad escalón o ciudad de la escalera, nombre que le representaría bastante bien.

Quién la descubrió

Oficialmente, la ciudad de Machu Picchu fue descubierta por Hiram Bingham el 24 de julio de 1911, pero en realidad Bingham hizo que fuera conocida mundialmente, ya que varias familias de la zona la conocían y fue uno de los propios aldeanos, un niño, quien llevó a Bingham hasta allí.

Otros estudios revelan que fue el empresario alemán Augusto Berns quien en 1867 adquirió tierras cerca de la ciudad inca y, por consiguiente, el que descubrió Machu Picchu, realizando varias investigaciones durante años.

Hay una teoría que sostiene que fue el agricultor cusqueño Agustín Lizárraga quien la descubrió en 1902. De hecho, su nombre está escrito en el templo de las tres ventanas, hecho registrado por el propio Hiram Bingham.

Hiram Bingham, en Machu Picchu.

El misterio de su construcción

Si hay algo que llama especialmente la atención de Machu Picchu es su construcción innovadora para la época. Se trata de una ciudad de piedra construida en lo alto de un istmo entre dos fallas y sometida a constantes terremotos y lluvias.

¿Cómo lograron los incas que la ciudad no se les viniera abajo con tantos elementos en contra? Las rocas fueron cortadas y encajadas de manera tan precisa que no se puede introducir ni una tarjeta de crédito entre ellas. Por ello, cuando se produce un terremoto, las piedras de las construcciones se mueven pero luego vuelven a colocarse en su lugar. Además, Machu Picchu tiene un sistema de drenaje perfecto para que no se inunde: el suelo está formado por capas de grava y rocas para evitar el empozamiento y hay 129 canales que desembocan en un foso.

Pero hay otra pregunta en relación a este tema: ¿cómo pudieron tallar con tanta precisión la roca con las instrumentos de la época? Un nuevo análisis publicado esta semana sugiere que la respuesta está en el emplazamiento: entre fallas. "La intensa fractura allí predispuso a las rocas a romperse a lo largo de estos mismos planos de debilidad, lo que redujo en gran medida la energía necesaria para tallarlas", explica el estudio.

¿Una fortaleza o un santuario religioso?

Según documentos de mediados del siglo XVI, Machu Picchu habría sido una de las residencias de descanso de Pachacútec. Sin embargo, existe otra teoría que apunta hacia un santuario religioso. Según el arqueólogo italiano Giulio Magli, el viaje a Machu Picchu desde Cuzco podría haber tenido un propósito ceremonial: revivir el viaje celestial que según la leyenda realizó el primer inca cuando salió de la Isla del Sol.

Por otro lado, el antropólogo Federico Kauffman Doig sostiene que Machu Picchu fue un centro de administración, levantado para ampliar sus zonas de cultivo, para enriquecer la agricultura y proveer sustento a sus habitantes, además de un lugar de culto. El Jefe del Parque Arqueológico de Machu Picchu, Fernando Astete, afirma que su propósito fue actuar como nexo entre los Andes y la selva alta amazónica.

Salvo la primera teoría, ninguna está confirmada a ciencia cierta. Hay incluso quienes sostienen que fue una fortaleza con carácter militar.

Ruinas de Machu Picchu en Perú.
Ruinas de Machu Picchu en Perú.

Orientación de las construcciones

Según varios estudios, hay evidencia de que los 'arquitectos' de Machu Picchu tuvieron en cuenta criterios astronómicos. La alineación de algunos edificios importantes coincide con el azimuth solar -coordenada que define la dirección relativa del Sol a lo largo del horizonte local- durante los solsticios, con los puntos de orto y ocaso del sol en determinadas épocas del año y con las cumbres de las montañas circundantes.

Las partes más impresionantes, ocultas

El ingeniero Kenneth Wright estima que el 60% de las construcciones realizada en Machu Picchu se encuentra bajo tierra. De hecho, aún quedan cosas por descubrir en este místico lugar, ya que hay senderos desconocidos e invadidos por la vegetación que son infranqueables.

Por ejemplo, Thierry Jamin, arqueólogo y explorador, encontró una puerta secreta durante su investigación. Desafortunadamente, el gobierno de Perú negó el permiso para completar la excavación, por lo que se desconoce qué hay en su interior.

Así es el antiguo santuario de Machu Pichhu.
Así es el antiguo santuario de Machu Pichhu.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento