Agustín y Abel, en 'First dates'.
Agustín y Abel, en 'First dates'. MEDIASET

La conexión entre Abel y Agustín fue palpable desde la primera vez que se vieron en el restaurante de First dates este jueves. Para el primero era tan evidente que había conquistado a su cita que no dudó en decirle: "Estás enamorado, se te nota en los ojos", mientras que el segundo se sonrojaba.

Abel fue el primero en llegar al local de Cuatro, y reconoció que "soy muy intenso y muy tóxico a veces. La gente no me cae bien y me cuesta mucho entablar relaciones interpersonales". Y añadió que "para mí las Spice Girls han sido el motor de mi vida porque he crecido con ellas y, de pequeño, me vestía de la negrita [Mel B]".

Su cita fue Agustín, un estudiante granadino que señaló: "Creo que soy algo inocente y me hace falta espabilar un poquito, pero creo que eso va con la edad, no sé". También admitió que "soy enamoradizo y si tengo que decir 'Te quiero' a la semana de conocernos, lo voy a hacer".

El almeriense le había dejado en la barra una pista, una foto de las Spice Girls para que su pareja supiera algo más de él. Pero cuando Carlos Sobera le enseñó la imagen a Agustín [21 años], este dijo que no sabía quiénes eran: "Hay por favor, que no las conoce", comentó Abel, llevándose las manos a la cabeza.

En la cena hablaron de sus anteriores parejas, y el granadino sorprendió a su cita al contarle que "estuve con una mujer cinco años, pero no cuajó porque no me gustaba, se zanjó y ya está. Lo dejamos hace dos años y salí del armario en abril del año pasado".

Por su parte Abel le contó que "solo he tenido una relación seria y con un hombre, yo a las mujeres, ni con un palo". Y añadió que "me di cuenta de que me gustaban los chicos con la serie Rebelde Wey, el personaje de Pablo me tenía enamorado".

Tras terminar de cenar, se fueron al privado a tomar el postre y Abel admitió que "me ha gustado Agustín y a él se le notaba que yo también le gustaba, estaba obsesionado conmigo, un acosador. Se le notaba en los ojos que estaba deseando pillarme por banda, pero entiendo que el chaval es un poco tímido, pero si me pilla por la calle y me destroza".

Al final, el almeriense le preguntó a su pareja su opinión de la cita: "Ha estado bien, no sé...". Al verle dudar, Abel le dijo: "¡Hay que me va a decir que no!", pero él sí que quiso volver a verle porque "me has parecido muy majo. Por favor, no vayas a decir que no, que estamos en la tele y me está viendo mi abuela".

Agustín le vaciló y le dijo que no tendría una segunda cita, pero al momento rectificó al ver la cara de susto de Abel: "¿Cómo no la voy a tener? Me has caído muy bien", y sellaron su siguiente cena con un beso.