La crisis del ladrillo y sus afectados están alzando sus voces pidiendo ayuda. En esta ocasión son las asociaciones de bancos y cajas de ahorros españolas las que claman al Gobierno por medidas que garanticen la liquidez del sector financiero.

Proponen al Estado que use el Fondo de Reserva de las Pensiones para hacer frente a la crisis, un fondo que se creó para garantizar las pensiones de los trabajadores españoles. Así lo explica en su edición de hoy el diario El Mundo.

De esta forma los bancos obtendrían acceso a la financiación que les están restringiendo desde el mercado internacional, que se manifiesta receloso con los países que dependen en exceso del sector inmobiliario.

La respuesta del Gobierno 

El Mundo recoge declaraciones de fuentes del sector que dice que "estamos planteando que el Fondo de la Seguridad Social invierta en nuestros, cédulas hipotecarias y otras emisiones de renta fija".

Por su parte, el Gobierno ha recibido la propuesta, según asegura el rotativo, "con frialdad" porque esa reorientación de las inversiones del Fondo de la Seguridad Social exigiría un cambio legal.