Por ello, reclaman al gobierno municipal una actuación interdisciplinar y transversal, que implique un refuerzo de los servicios sociales destinados a apoyar a estas personas, una mejora organizativa de ese dispositivo organizándolo por barrios y la puesta en marcha de redes de apoyo en los entornos habitacionales y sociales para evitar la vida y la muerte en el olvido que sufren cada vez con mayor asiduidad zaragozanas y zaragozanos.

En las últimas semanas se ha producido el fallecimiento en completa soledad y sin conocimiento de ninguna persona allegada de cuatro personas en distintos barrios de Zaragoza.

El gobierno municipal PP-Cs y Vox insiste en que va a atender las necesidades de las mujeres -sobre todo- y hombres mayores que viven solas/os, pero "por el contrario la situación de los servicios sociales se deteriora", han indicado en una nota de prensa.

40.000 personas viven solas en Zaragoza.

El refuerzo de los servicios sociales permitiría también reducir la lista de espera de personas mayores de 65 años que reclaman atención y que permanece estancada desde hace varios años por encima de los 4.000 demandantes, "generando con ello largas demoras en mujeres yhombres que necesitan asistencia y que se puede demorar hasta más de dos años", ha señalado la concejal de Podemos-Equo, Amparo Bella.

Además ha pedido que el dispositivo de atención social se organice de otra manera y se estructure de acuerdo con las necesidades detectadas en cada uno de los barrios. Distritos como Delicias, San José o Las Fuentes, por población y envejecimiento, registran mayor demanda de atención y por tanto las listas de espera son mayores y laconcesión de ayudas se demora más.

La asistencia a personas mayores solas debería completarse con una red habitacional y social de contacto y arropamiento de la que formaran parte vecinos, comercios de proximidad, centros de convivencia y en general todo el entorno ciudadano para conseguir una ciudad más amigable y atenta con las personas de más edad.

"La creación de eses redes de acompañamiento es también

responsabilidad del gobierno municipal, que es quien debe impulsarlas y facilitarlas", ha reclamado Amparo Bella.

Los centros de convivencia municipales registran en la actualidad nada menos que 70.000 inscritos para participar en actividades que facilitan el envejecimiento activo y la socialización, dos factores fundamentales para luchar contra la soledad no deseada y el olvido.

"Por tanto, el gobierno municipal debe también reforzar las capacidades de estos centros tan demandados por la ciudadanía", han concluido.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.