Santiago Abascal
El líder de Vox, Santiago Abascal, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en el Congreso de los Diputados. Zipi / EFE

La formación de ultra derecha Vox presentará este miércoles ante la Fiscalía una denuncia contra el Open Arms por favorecer la inmigración ilegal y por el uso fraudulento de las leyes del mar. Así lo ha anunciado el presidente de VOX, Santiago Abascal, en su perfil de Twitter.

"Disfrazando sus actos como rescates, la labor de esta ONG se hace cómplice de las mafias internacionales del tráfico de personas", ha escrito Abascal en la red social.

El anuncio de Vox se produce solo unas horas después de que el barco de la organización haya atracado en puerto de Lampedusa para desembarcar al centenar de migrantes que permanecían a bordo desde principios de agosto.

En concreto, Vox acusa a la ONG de infringir la Ley Marítima y de "colaborar con una organización criminal para el tráfico de personas". Así, para el partido, la ONG y su barco, que ha permanecido 19 días esperando puerto en el Mediterráneo con más de cien personas rescatadas en el mar a bordo habría cometido delitos que "afectan a la seguridad pública y han provocado una grave crisis humanitaria".

En una nota de prensa, Vox afirma que las autoridades españolas "tienen prohibida la búsqueda activa de inmigrantes en el mar desde enero de 2019" al barco de Open Arms, que este martes ha podido finalmente desembarcar en la isla italiana de Lampedusa por orden de la Fiscalía de Agrigento (Sicilia).

Según el partido de extrema derecha, el barco localiza a "los supuestos náufragos" que rescata en el Mediterráneo obteniendo su localización "a través de delincuentes y miembros de organizaciones criminales".

Argumentan que la organización se asegura de esta manera "su modus vivendi y financiación", y se convierte en "vehículo para las mafias locales que organizan los traslados de migrantes a costa.

Por todo ello, vox solicita a la Fiscalía General del Estado la "inmovilización inmediata" del buque Open Arms "en cuanto arribe a puerto español y se proceda a su incautación", así como la detención de su capitán Óscar Camps por "tráfico ilícito en el mar".