Jeffrey Epstein
Imagen de la ficha policial del multimillonario Jeffrey Epstein. New York State Sex Offender Registry

El magnate y broker estadounidense Jeffrey Epstein ha aparecido muerto en la cárcel de Nueva York donde permanecía ingresado a la espera de ser juzgado por explotación sexual, entre otros cargos, en lo que se trataría en principio de un acto de suicidio, según confirmó la Oficina del Médico Forense de Nueva York.

Epstein fue descubierto muerto  a eso de las 7:30 de la mañana, hora local, en su celda del Centro Correccional Metropolitano de Manhattan. Poco antes los servicios de emergencias habían recibido una llamada acerca de un posible paro cardíaco. Las autoridades aún no realizan la autopsia para determinar la causa de su muerte.

El multimillonario, de 66 años, ya tuvo que ser atendido el 25 de julio después de ser hallado semi inconsciente y con marcas en el cuello, también dentro de su celda.

Epstein fue imputado por tráfico sexual de menores y conspiración, tras la aparición de nuevos testimonios que le situaban como cabecilla de una "vasta red" de explotación de menores desde sus mansiones en Manhattan y Florida entre 2002 y 2005.

En una información difundida por el The New York Times este mismo verano, se reveló que Epstein tenía planes para "sembrar la raza humana" de su ADN, inseminando a mujeres en masa en su rancho de Nuevo México.

Anteriormente había estado bajo investigación por parte de las autoridades federales y locales por delitos sexuales contra niñas menores de edad que tuvieron lugar entre 2002 y 2005 en Nueva York y Florida. El empresario llegó a codearse con la élite de Estados Unidos, comenzando por el presidente Trump o el ex presidente Bill Clinton.

Antecedentes

El magnate financiero, detenido el 6 de julio al aterrizar su avión en el vecino estado de Nueva Jersey y cuyo juicio estaba previsto para el próximo año, ya se enfrentó a acusaciones de este calibre en Florida, pero en 2008 alcanzó un acuerdo extraoficial con la Fiscalía para que se cerrara la investigación, que lo podía haber enfrentado a cadena perpetua.

Las víctimas no supieron de esas negociaciones hasta cerca de un año después que el acuerdo fue firmado.

El que era entonces fiscal de Florida, Alexander Acosta, fue nombrado luego secretario del Trabajo por el presidente Donald Trump pero tuvo que renunciar al cargo el pasado enero en medio del escándalo que suscitó el acuerdo con Epstein, que está siendo revisado por el Departamento del Trabajo.

Su muerte se produce después de que el pasado viernes un juez de la Corte de Apelaciones de Manhattan ordenara la publicación de cientos de documentos sobre Epstein, que pertenecían a un caso paralelo cerrado contra una mujer que era supuestamente su "reclutadora".

La mujer ha sido identificada como Ghislaine Maxwell, de la alta sociedad británica y socia cercana de Epstein, a quien una supuesta víctima del magnate, Virginia Giuffre, demandó en 2015 por difamarla al decir que eran mentira sus alegaciones de que el empresario había traficado sexualmente con ella por su participación como "madame".

Un juez federal ordenó este pasado julio que salieran a la luz unas 2.000 páginas relacionadas con Epstein a raíz de ese caso, que se mantenían en secreto desde que se cerró en 2017, pero Maxwell apeló la decisión, lo que ha llevado a un retraso en la publicación de los documentos hasta este viernes, cuando se desestimó la solicitud.

El pasado 15 de julio, durante una audencia sobre fianza, Epstein había indicado a la corte que estaba dispuesto a pagar hasta 100 millones de dólares para salir de prisión.

En dicha audiencia la Fiscalía, que se oponía a la fianza, presentó a dos testigos, quienes pidieron al juez que no impusiera fianza al millonario y  aseguraron, sin entrar en detalles, que fueron víctimas de abuso sexual por parte de Epstein cuando tenían 16 y 14 años. Dos días después, la corte le negó la fianza al financiero