Suelta de una tortuga boba tratada en el Centro de Recuperación de Especies Marinas Amenazadas
Suelta de una tortuga boba tratada en el Centro de Recuperación de Especies Marinas Amenazadas JUNTA DE ANDALUCÍA

Esta especie de tortuga está incluida como vulnerable en los Catálogos andaluz y español de Especies Amenazadas. La tortuga, localizada por un bañista quien lo comunicó a la Guardia Civil que la entregó al CREMA, presentaba debilidad y colonización excesiva de cirrípedos y, después de una semana ingresada en el centro, eliminó un pequeño trozo de goma espuma, compatible con una pelota de juguete.

Tras la cura de sus heridas externas, eliminación del exceso de epibiontes y normalización del tránsito y funcionamiento digestivo, el animal ganó peso y se fue fortaleciendo hasta su recuperación, lo que ha permitido su devolución hoy al mar en perfecto estado de salud.

Fernández Tapia-Ruano ha destacado la importante labor que viene realizando el Aula del Mar en la protección del medio marino, la conservación de sus recursos naturales, de las especies marinas

amenazadas o la recuperación de animales heridos. También ha puesto de relieve su permanente apuesta por la sensibilización ciudadana en esta materia, especialmente de los más jóvenes, que se expresa en el propio Museo Aborania o en las múltiples actividades de educación ambiental, las campañas de concienciación o las investigaciones y publicaciones que viene realizando.

En este sentido, el delegado de Medio Ambiente ha reseñado que este acto da ocasión para recalcar la relevancia de la concienciación ciudadana en la preservación y cuidado del entorno natural, exponiendo el peligro que suponen los residuos y plásticos para el ecosistema y los animales marinos, por lo que ha hecho un llamamiento particular en estas fechas veraniegas, de gran afluencia en el litoral, a que tanto las aguas como las playas se disfruten sin dejar en ellas basuras ni suciedad.

El delegado ha expresado el reconocimiento de la Junta al trabajo que realiza el Aula del Mar, entidad colaboradora de la Consejería, cuyo compromiso con la educación ambiental y la defensa y protección del medio marino le han llevado a ser un referente no sólo en el ámbito andaluz sino nacional.

Fernández Tapía-Ruano, ha puesto también de relieve la colaboración del Aula del Mar con la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible para la conservación de especies marinas amenazadas, y la puesta en valor de la biodiversidad y conservación del litoral malagueño frente a la problemática creciente derivada de la contaminación por plásticos o el cambio climático.

Así, ha detallado algunas de las actividades englobadas en la misma, como el programa de recuperación de tortugas y mamíferos marinos varados en el litoral de Málaga; el Proyecto PLEAMAR, del Programa de Educación Ambiental ALDEA; el programa Red Andalucía Ecocampus, con la Universidad de Málaga; la Semana del Mar; o los cursos Plan Andaluz de Formación Ambiental sobre ciudades costeras y cambio climático.

Consulta aquí más noticias de Málaga.