Un hombre sobre el que pesaba una orden de alejamiento ha matado presuntamente a su mujer con un arma blanca y después se ha suicidado en la localidad de Vilalba (Lugo).

La pareja, que no tenía hijos en común, estaba en trámites de divorcio y ya no residía junta. Sobre el presunto agresor, Manuel V.V., de 50 años, pesaba una orden de alejamiento de su expareja de 300 metros con prohibición de comunicación con la víctima desde hace "dos o tres semanas", según han confirmado fuentes de la investigación. Además, tenía una denuncia previa por malos tratos.

La mujer, María C. V., de 47 años, ha sido hallada muerta a las 12.45 horas con heridas de arma blanca en el cuello en el garaje donde también ha sido encontrado ahorcado su expareja, en lo que todo hace suponer que se trata de un nuevo crimen machista si bien la investigación por parte de la Guardia Civil ha sido declarada secreta para tratar de esclarecer los hechos.

El hombre, de 50 años, residía desde hace poco tiempo en la aldea de Nete, en el término municipal de Vilalba, y se encontraba en paradero desconocido desde el sábado, cuando un familiar suyo presentó denuncia en la Guardia Civil alertando de su desaparición ya que no había acudido a su puesto de trabajo.

Según las fuentes de la investigación, los forenses están elaborando un informe para certificar las causas exactas del fallecimientos de ambos.

El Ayuntamiento de Vilalba ha decretado tres días de luto por este suceso que ha conmocionado a los vecinos de esta población de la comarca de la Terra Chá lucense.

Condenas por un nuevo crimen machista

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha condenado el "machismo criminal" que ha dejado este domingo "otra víctima" en la localidad de Vilalba. En su cuenta de Twitter, Sánchez ha enviado su cariño a la familia y amistades de la víctima y ha recordado que la violencia machista "no cesa".

"Tenemos que acabar cuanto antes con esta lacra. Debemos hacerlo juntos y juntas y debemos hacerlo ya", acaba escribiendo Sánchez en su mensaje de la red social.

El Gobierno gallego ha expresado su "más enérgica condena" y manifiesta su "consternación" ante el asesinato ocurrido este domingo, además de hacer un llamamiento en un comunicado "a toda la sociedad para que se rebele contra esta repudiable lacra".

Recuerda la Xunta que las víctimas tienen a su disposición el teléfono 016, un teléfono gratuito que garantiza la confidencialidad, y que fruto de un acuerdo con el Gobierno central las llamadas que se produzcan desde el 016 desde el ámbito territorial de Galicia se derivan automáticamente al teléfono 900 400 273 o al 112 en el caso de que la usuaria lo precise.

En lo que va de año han sido asesinadas 33 mujeres víctimas de violencia machista. La víctima de Vilalba sería la número 1.008 desde el año 2003, cuando comenzaron a contabilizarse las mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas.

Consulta aquí más noticias de Lugo.