Embajada Corea del Norte Madrid
Vista frontal del recinto de la Embajada de Corea del Norte en Madrid, situada en el distrito de Moncloa-Aravaca. GOOGLE MAPS

El único detenido hasta la fecha por el asalto a la embajada de Corea del Norte en Madrid, pedido en extradición por España, salió la pasada noche de la prisión provisional en la que se encontraba en Los Ángeles (EE UU) tras abonar una fianza de 1,3 millones de dólares, informó este miércoles a Efe su abogada.

"Christopher Ahn fue liberado bajo fianza del Centro de Detención Metropolitano de Los Ángeles el martes 16 de julio y vivirá en un lugar no revelado", confirmó el despacho de abogados del detenido, que "posiblemente intervendrá públicamente en una rueda de prensa la semana que viene", según dijo su abogada, Naeun Rim.

El acusado es el exmarine Christopher Philip Ahn, que a pesar de quedar en libertad bajo fianza deberá permanecer en arresto domiciliario ya que todavía afronta una posible extradición a España para ser juzgado por su supuesta participación en el asalto a la sede diplomática norcoreana en Madrid el pasado 22 de febrero.

La decisión de dejar a Ahn en libertad la tomó la semana pasada la jueza federal Jean P. Rosenbluth, cuyo tribunal está en la ciudad de Los Ángeles.

Interrogado por Efe, un portavoz del Departamento de Justicia de EE.UU. declinó hacer comentarios al respecto por tratarse de una medida provisional.

Además de completar los pagos de la fianza impuesta, algunos realizados por amigos del acusado, Ahn también ha entregado su pasaporte a las autoridades estadounidenses y se ha comprometido a no requerir ningún otro permiso de viaje para salir fuera del país mientras el caso continúe abierto.

Durante el ataque a la embajada, los siete hombres que la asaltaron maniataron y golpearon al personal diplomático durante horas y robaron equipos informáticos antes de huir.

Los asaltantes pertenecen al grupo Free Joseon (Corea Libre), que busca derrocar al líder norcoreano, Kim Jong-un.

Tras cometer el delito, los autores huyeron a EE.UU., por lo que España ha pedido la extradición de Ahn, que fue detenido el 18 de abril, y de otro hombre identificado Hong Chang, considerado el líder del grupo y que se encuentra en busca y captura.

La Audiencia Nacional española acusa a Ahn y Chang de delitos de allanamiento, detención ilegal, amenazas, robo con violencia, lesiones y pertenencia a organización criminal tipificados en el código penal español.

El abogado de Hong Chang, Lee Wolosky, dijo tras la detención de Ahn sentirse "abatido de que el Departamento de Justicia haya decidido ejecutar órdenes de detención contra ciudadanos estadounidenses que se derivan de quejas criminales presentadas por Corea del Norte".