El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ya tiene respuesta negativa del Gobierno a su reclamación de una consulta independentista para que JxCAT apoye la investidura de Pedro Sánchez. La vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, ha asegurado este miércoles que un referendum "está fuera completamente de cualquier acuerdo, negociación y diálogo ni nada que se pueda parecer".

"Cada grupo parlamentario está en su perfecto derecho de votar en la sesión de investidura lo que considere oportuno", ha dicho para dejar claro que el PSOE no se comprometerá a celebrar una consulta en Cataluña y ha afeado a Torra su propuesta porque "conoce" que el PSOE es "garantía de unidad de este país". "Es innecesario que lo diga", ha añadico Calvo.

Frente de Podemos y Vox

La vicepresidenta ha dejado claro que el Goberno no accederá a la organización de un referendum como el que ha pedido Torra en una carta a Sánchez publicada este miércoles en La Vanguardia, a pesar de que la investidura del presidente en funciones se complica ante la negativa de Unidas Podemos de apoyarla si no hay un acuerdo de coalición que incluya a Pablo Iglesias entre sus ministros.

Calvo se ha sumado este miércoles a los reproches del PSOE contra Iglesias, al que ha recordado que es "cuarta fuerza" y sobre quien ha lanzado la sospecha de que esté formando una "alternativa de Gobierno" con PP, Ciudadanos y Vox, los tres partidos que ya han garantizado su voto en contra a Sánchez. "Se parece mucho a un frente de obstrucción del sistema democrático frente a quien ha ganado ampliamente las elecciones", ha advertido la presidenta, que ha insistido en que "no hay ninguna alternativa" a un Gobierno de Sánchez, "a menos que el señor Iglesias, Abascal, Rivera y Casado tengan un acuerdo de Gobierno alternativo".

Apoyo independentista

Calvo ha insistido en que no hay "alternativa" a la investidura de Pedro Sánchez, que no ha descartado que termine sustentándose en partidos independentistas y nacionalistas ante la negativa de Unidos Podemos a votar 'si', que daría el grueso de votos no socialistas. Según ha dicho, ella ha mantenido directamente contactos con el PNV y ERC está comprometida a no "bloquear" la investidura y el viernes decidirá si su voto es a favor o abstención.

Esta hipótesis tomaría aún más fuerza si, como apuntaron este martes fuentes de la dirección, Unidas Podemos termina absteniéndose si no alcanza un acuerdo de coalición sin "vetos" con Sánchez. Esto podría sobligar a rehacer el cuadro de apoyos y Sánchez solo podría hacer triunfar la investidura si cuenta con el apoyo expreso de grupos como ERC, JxCAT o Bildu.

"Contemplaremos como corresponde", ha dicho Calvo sobre una situación que en el PSOE ya se tiene claro que se irá viendo "minuto a minuto" cuando el lunes qe viene empiece la sesión de invetidura. "Tenemos que hacer como hemos dicho en serio y de manera respetuosa para todos los grupos, porque representan la diversidad ideológicade los españoles", ha añadido.