El president catalán Quim Torra ha pedido al presidente en funciones Pedro Sánchez que se comprometa a "dar voz al pueblo de Catalunya" si quiere que su investidura de la próxima semana cuente con el apoyo de los independentistas para ser reelegido presidente del Gobierno.

Así lo ha afirmado en una carta que publica este miércoles en el periódico La Vanguardia titulada 'Le invito a mirar lejos'. El president apuesta por volver a la mesa de negociación —"de donde no nos hemos levantado ni nos le­vantaremos nunca"— a partir del "respeto escrupuloso de los derechos humanos, civiles y sociales, incluido el derecho a la autodeterminación".

"Si continúa usted transitando este espacio que encalla, enfanga y criminaliza la voluntad política y democrática de los catalanes, desde mi punto de vista y de acuerdo con mi conciencia, no tiene ningún sentido darle una vez más el apoyo para renovar la presidencia y, por lo tanto, mi posición es ­votar no a su investidura la próxima semana", sostiene la misiva.

Torra sostiene que el balance de poco más de un año que Sánchez lleva como jefe del Ejecutivo es "negativo" porque "desde su llegada al Gobierno del Estado ha conllevado más represión política".

El president reprocha a Sánchez que "usted accedió a la presidencia gracias al apoyo de la mayoría de los diputados catalanes, de los grupos independentistas, en un gesto de generosidad y con un voto de confianza que no se ha visto compensado de ninguna manera".

Discrepancias en el independentismo

Las diferencias entre el independentismo han calado en los últimos días en los pactos locales del Govern, en la respuesta a la futura sentencia del Supremo del juicio del procés y ahora también en la investidura de Pedro Sánchez. Este martes, el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, aseguró que "no hay ningún ministerio ni ningún veto que merezca lo que está pasando estos días" y reclamó tanto a PSOE como a Podemos "responsabilidad" para que no se levanten de la mesa de negociaciones hasta el último minuto.

En una rueda de prensa, tras mantener una reunión con la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, sobre la investidura, Rufián destacó que hubo mucha gente que salió a votar el pasado 28 de abril "con la nariz tapada para frenar al fascismo" y es necesario que ahora no se les decepcione.