(I-D) La viuda de Camilo José Cela, Marina Castaño;  el exdirector gerente de la Fundación Camilo José Cela, Tomás Cavanna; el exconselleiro de la Xunta de Galicia, Dositeo Rodriguez; y la hija de éste, Covadonga Rodríguez, sentados en el banquillo de los
(I-D) La viuda de Camilo José Cela, Marina Castaño; el exdirector gerente de la Fundación Camilo José Cela, Tomás Cavanna; el exconselleiro de la Xunta de Galicia, Dositeo Rodriguez; y la hija de éste, Covadonga Rodríguez, sentados en el banquillo de los Álvaro Ballesteros - Europa Press - Archivo

Las acusaciones sostuvieron que los sospechosos fingieron el despido del director gerente de la Fundación en 2010, por el que cobró una indemnización de 150.000 euros.

"Los indicios no son suficientes para inferir con certeza, más allá de toda duda razonable, que el despido fue una simulación. Esto es, que tal despido no existió, que todo fue consecuencia de un acuerdo o connivencia entre los acusados para dar al director gerente un dinero sin que hubiese razón para ello, puesto que tenía la intención de marcharse voluntariamente de la Fundación", argumenta el tribunal.

Los jueces, ha informado el Tribunal Superior de Xustiza (TSXG), inciden en que la interpretación conjunta de los indicios "no permite considerar que la única inferencia posible sea la existencia de un despido simulado".

Al respecto, consideran que esa interpretación "hace plausible una alternativa, un despido real con pago de una indemnización de 150.000 euros con la que estuvieron conformes el Patronato y la Xunta".

(HABRÁ AMPLIACIÓN)

Consulta aquí más noticias de A Coruña.