Picaduras de mosca en el cuerpo de un agricultor
Picaduras de mosca en el cuerpo de un agricultor. AVA

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) ha solicitado este lunes a las consellerias de Agricultura y Sanidad que diseñen un y pongan en marcha un plan específico para combatir los crecientes y "virulentos ataques" de mosca negra y mosquito tigre que, en las últimas semanas se han recrudecido y están ocasionando "verdaderos estragos" en la salud de los agricultores, especialmente en la comarca de la Ribera, además de "pérdidas económicas".

Esta plaga está causando "graves problemas" a la hora de acometer las tareas de recolección, poda o riego, dado que aquellos que lo intentan se ven obligados a desistir debido a las "innumerables picaduras" que reciben de estos insectos, alerta la organización agraria en un comunicado.

Sin ir más lejos, asegura, la semana pasada ocho recolectores que trabajaban en Alcàntera del Xúquer acabaron en urgencias, asegura.

Ante esta situación, AVA-Asaja ha solicitado la "intervención decidida" de las consellerias de Agricultura y Sanidad de la Generalitat Valenciana con el objeto de "atajar un problema convertido ya en un asunto de salud pública y en una amenaza creciente para la estabilidad económica de la actividad agraria".

Para ello, AVA-Asaja aboga por la creación de un grupo de trabajo formado por expertos en diversas disciplinas para que analicen las fórmulas más adecuadas de cara a poder hacer frente a la plaga de la manera más efectiva posible, de tal manera que una vez establecidas esas líneas maestras de actuación se lleven a cabo las acciones necesarias para eliminar o, cuando menos, reducir al máximo las elevadas poblaciones de mosca negra y mosquito tigre que están causando cada vez mayores perjuicios.

"Hay campos en los que sencillamente no se puede entrar, -denuncia el presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado-, porque están infestados de verdaderos enjambres de insectos que pican con una agresividad tremenda. Los agricultores somos, por tal motivo, el colectivo más afectado, las principales víctimas, pero no podemos olvidar por ello que el conjunto de los vecinos de determinadas poblaciones sufren igualmente los ataques de mosca negra y mosquitos tigre".

El máximo responsable de esta organización agraria recuerda, además, que "estamos en un momento clave de las labores de campo en sectores como los cítricos, el arroz, los frutales o el caqui y son muchos los agricultores que no pueden realizarlas por la presencia de estos insectos, lo cual puede acarrear pérdidas económicas cuantiosas".

Ante esta situación, Aguado señala que la Administración valenciana "no puede quedarse de brazos cruzados, sino que está obligada a tomar cartas en el asunto de inmediato y poner en marcha con carácter de urgencia las medidas necesarias para combatir esta plaga".

Consulta aquí más noticias de Valencia.