La actriz Paz Vega, el expiloto de motociclismo Sito Pons y el expresidente de Inassa Edmundo Rodríguez Sobrino, son algunos de los nombres nuevos que se encuentran en la lista de morosos con una deuda pendiente con Hacienda de más de un millón de euros al cierre de 2018.

María Paz Campos Trigo, nombre real de Paz Vega, debe al fisco 2,49 millones de euros; ella misma explicó a finales del año pasado que se debía a una "disparidad de criterio" con la agencia tributaria y no a un delito, "ni evasión ni nada raro". Esta situación provocó el embargo preventivo de varios bienes inmuebles de su propiedad en Madrid y en Sevilla.

Por su parte, Alfonso Pons Ezquerra, Sito Pons, ha entrado en la lista con una deuda de 1,9 millones de euros.  El año pasado, trascendió que la Fiscalía lo estaba investigando por "simular su residencia el extranjero" para evadir impuestos, a lo que se sumó su aparición en los denominados Papeles de Panamá.

Edmundo Rodríguez Sobrino, expresidente de Inassa y hombre fuerte en Latinoamérica del expresidente madrileño Ignacio González en los negocios del Canal de Isabel II, adeuda 1,1 millones de euros. Salió de prisión en 2017 tras pagar una fianza de 100.000 euros en el marco de la operación Lezo, en la que está investigado.

En la lista siguen figurando este año el exministro Rodrigo Rato o Mario Conde, con deudas por valor de 1 millón y 12,3 millones de euros, respectivamente. Pese a haber reducido su deuda en un millón de euros, el empresario Agapito García se sitúa como el mayor deudor persona física con 15,9 millones tras adelantar a Conde.

La presentadora Patricia Conde también repite este año con 1,8 millones de deuda, así como el abogado José Emilio Rodríguez Menéndez, que debe 3,6 millones de euros, la misma cantidad que el año pasado. El expresidente del Real Madrid Lorenzo Sanz también mantiene su deuda de 1,36 millones de euros. Otros nombres reconocibles son: el periodista César Vidal (2,7 millones), el futbolista Gabriel Milito (1,8 millones) y el hijo de Gunilla von Bismarck, Francisco José Ortiz (1,3 millones).

Han salido de la lista, por el contrario, el futbolista Dani Alves, que el pasado año estaba con una deuda de 2,6 millones; el cantante Miguel Bosé, que adeudaba 1,8 millones; el colaborador televisivo Kiko Matamoros, que debía 1,01 millones. El hecho de que hayan salido de este listado no significa necesariamente que hayan saldado su deuda con el fisco, sólo que no supera el millón de euros.

Personas jurídicas

En cuanto a las empresas, el Grupo Isolux, que entró en concurso de acreedores en junio de 2017, y la promotora Reyal Urbis, en liquidación, lideran la lista con 470 millones y 353,2 millones, respectivamente. Para la primera se suman las deudas del grupo y su filial constructora y de concesiones.

El constructor cordobés Rafael Gómez, conocido como Sandokán, debe 241,6 millones, de los que 89,7 millones corresponden al Grupo Inversor Arenal 200 SL y 149,2 millones a tres promotoras del grupo Arenal (con deudas de 12, 72 y 65 millones), además de su deuda particular que asciende a 2,7 millones.

Superando los 100 millones de euros se encuentra la destilería Vittone 1842 con 134,2 millones de euros, mientras que rozando esta cantidad figura la sociedad de inversión Banreal Holding, que debe 98,4 millones de euros, lo mismo que el año pasado, y Aifos Arquitectura y Promoción Inmobiliaria 98,6 millones.

Entran en la lista de este año dos nuevas filiales de Abengoa, Abengoa Abenewco (2 millones) y Abengoa Energía (1,1 millones), que se unen a Abengoa SA (9 millones).

Arturo Fernández y José Luis Moreno

Algunas de las empresas que figuran en la lista de Hacienda son propiedad de personalidades conocidas de diversos ámbitos o de sagas familiares importantes. Por ejemplo, Nueva Rumansa, de la familia Ruiz Mateos, debe 8,9 millones. Asimismo, el grupo Cantoblanco Alimentación, de Arturo Fernández, debe 7,4 millones.

Dos compañías de José Luis Moreno, empresario audiovisual, Kulteperalia y Alba Adriática S.L., adeudan juntas 2'7 millones; y Desguaces La Torre, propiedad del empresario Luis Miguel Rodríguez, pareja de la diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada, debe 18,4 millones.

Más información en breve.