Imagen de archivo de un vehículo de la Policia Nacional
Imagen de archivo de un vehículo de la Policia Nacional POLICÍA NACIONAL/ARCHIVO

La Policía Nacional ha liberado a un magnate argentino tras permanecer secuestrado durante siete días en una vivienda del madrileño barrio de Prosperidad en una operación en la que ha detenido a cinco integrantes de una banda que pretendían cobrar un rescate de casi dos millones de dólares.

La liberación del empresario, que se encontraba en Madrid para llevar a cabo unos negocios, se ha producido cuando los presuntos captores iban a trasladar a la víctima a otro domicilio.

Fuentes de la investigación han precisado a Efe que todo apunta a que se trata de un secuestro por encargo llevado a cabo por los cinco detenidos, de ellos cuatro franceses y un ruso, que supuestamente era el encargado de supervisarlo y del cobro del rescate. Cuatro de los arrestados tienen experiencia en el manejo de armas y en operaciones militares.

La investigación comenzó el lunes pasado cuando el Consulado argentino en España informó a la Policía de una denuncia interpuesta en Argentina por un familiar del secuestrado, que manifestó que los secuestradores se habían puesto en contacto con él desde España para comunicarle el secuestro y que le exigían una cuantiosa cantidad de dinero para la liberación (casi 1,8 millones de euros).

El empresario consiguió realizar una llamada telefónica desde el lugar donde se encontraba retenido en la que advertía de la gravedad de la situación y en la que pidió que se pagara lo exigido ya que le acababan de amenazar con quitarle la vida a él y a toda la familia en el caso de no atender a las demandas económicas.

El lugar del cautiverio fue localizado durante la misma tarde del lunes e inmediatamente se estableció un dispositivo policial alrededor del domicilio en el que se sospechaba que se encontraba el secuestrado.

Instantes antes de la llegada al lugar de agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) para asaltar la vivienda, los policías detectaron a los integrantes del grupo junto a la víctima saliendo de la vivienda.

Ante el temor de que fuera trasladado a otro lugar o que corriera riesgo su vida los agentes intervinieron y arrestaron a los presuntos autores del secuestro, que fueron puestos a disposición judicial.