Mujer hallada muerta en Icod, Tenerife
Vivienda en el municipio tinerfeño de Icod de los Vinos, donde fue hallada muerta una mujer de 63 años. Ramón de la Rocha / EFE

El marido de la ciudadana suiza de 63 años hallada muerta en su casa de Tenerife el pasado viernes ha quedado en libertad provisional como presunto autor de un delito de homicidio imprudente, ha informado este lunes el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

El hombre, de 64 años y de la misma nacionalidad, había sido detenido como presunto autor de malos tratos y pasó este lunes a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de número 1 de Icod de los Vinos.

El auto judicial indica que la causa del fallecimiento se encuentra pendiente de posteriores análisis del laboratorio, aunque en la autopsia se han observado "múltiples hematomas en cráneo, cara y cuello, tórax y abdomen y extremidades", lesiones de distintas fechas pero no recientes.

Agrega que estas lesiones no justifican por sí mismas el fallecimiento y añade que la víctima presenta un cuadro de desnutrición, deshidratación y anemia.

"Estado de abandono"

El auto precisa que los resultados descartan que el fallecimiento se produjese "a causa de una conducta activa del detenido" y por ello argumenta que no hay motivos para atribuir de momento al marido un delito de homicidio doloso.

Sí se le atribuye un homicidio imprudente o por omisión porque existen indicios "de un indudable estado de abandono" de la mujer, que en el momento del fallecimiento presentaba una infección en el brazo derivada probablemente de una fractura sufrida el 1 de junio.

El Juzgado impone al investigado medidas cautelares como la obligación de comparecer semanalmente, se le prohíbe abandonar la isla y se acuerda la retención de su pasaporte.

El cuerpo de la mujer de 63 años fue encontrado en su vivienda tras el aviso de su marido, que fue detenido por la Guardia Civil por presuntos malos tratos habituales, debido a las heridas anteriores halladas en el cuerpo.