Plataforma en defensa de Madrid Central
Representantes de la Plataforma en Defensa de Madrid Central. PDMC / TWITTER

Las organizaciones que integran la Plataforma de Defensa de Madrid Central coinciden en que suspender esta zona de bajas emisiones —el nuevo Gobierno municipal ya ha anunciado la suspensión de las multas desde el 1 de junio— no sólo es "irresponsable e inmoral" sino "hasta prevaricador" y, en función de los pasos que el Ejecutivo finalmente dé, no descartan "ir a la Unión Europea y a los tribunales españoles".

En una rueda de prensa a la entrada del Palacio de Cibeles, donde algunos de los miembros de la plataforma han acudido con camisetas que están elaborando artesanalmente con lemas como 'Mi futuro pasa por Madrid Central', han pedido no sólo que se mantenga la zona de bajas emisiones sino que se expanda a otros puntos de la ciudad.

Por parte de Ecologistas en Acción ha intervenido su coordinado Paco Segura, que ha puesto el acento en que no sólo se dejará de multar desde el 1 de julio sino que "también se van a abolir de paso las cuatro APR existentes", de modo que "no habrá ninguna restricción y va a ser volver a la ley de la selva de hace unos años".

La primera medida que ha tomado la plataforma ha sido registrar este lunes una petición urgente de reunión con el alcalde, José Luis Martínez Almeida, y convocar una manifestación para este sábado 29 de junio a las 19 horas entre Callao y Cibeles, antes de que comience la suspensión temporal de multas hasta el 1 de septiembre.

En nombre de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid ha intervenido su portavoz Marciano Sánchez Bayle, que ha argumentado para defender Madrid Central que "se ha calculado que 5.000 personas mueren anualmente en Madrid por efecto de la contaminación ambiental".

En la rueda de prensa también ha participado la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), en cuyo nombre ha hablado Quique Villalobos para destacar que "Madrid Central ha funcionado. No es el momento de eliminarlo, sino de extenderlo a otros barrios de Madrid".

En contra de uno de los argumentos del PP sobre los perjuicios de la restricción del tráfico para los comerciantes de la zona, también ha intervenido una comerciante del barrio de Las Letras, Laura Martínez del Pozo, que ha recalcado que "de toda la vida una calle peatonal es mejor para el comercio. En los centros comerciales dificilmente encontramos comercios locales y emprendedores como nosotras. Sería una pena que por motivos políticos perdiéramos está mejora".

La portavoz de la asociación ciclista Pedalibre, Erica Fernández, ha subrayado que "la reversión de Madrid Central supondría una vuelta a la congestión del tráfico que afectaría a peatones, transporte público, bicicletas y también a la seguridad de vecinos y vecinas del distrito Centro, porque dificulta el acceso para emergencias"

Desde la FAPA de Giner de los Ríos también ha intervenido María Carmen Morillas, que ha insitido en que quieren "coles sin humos y una ciudad para vivirla, queremos decir sí a una ciudad más limpia y amable, sí a Madrid Central. La prioridad es la salud y la seguridad de los menores, independientemente del color político de gobernantes".

El Defensor del Pueblo pregunta al Ayuntamiento

El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, ha pedido información al Ayuntamiento de Madrid sobre sus planes en relación a Madrid Central, y le ha preguntado qué medidas va a implantar frente al incremento de la contaminación atmosférica en la ciudad.

El requerimiento del Defensor del Pueblo se produce en el marco de la actuación de oficio que tiene abierta sobre la contaminación atmosférica en la capital, y ante la moratoria prevista en la imposición de multas.

Según un comunicado del Defensor del Pueblo, la institución ha recibido con "preocupación" el anuncio, por parte del nuevo equipo de Gobierno municipal, de una posible moratoria en la imposición de multas en el área de Madrid Central. En opinión del Defensor, "dicha moratoria supondría en la práctica desvirtuar la eficacia de dicho plan", por lo que quiere conocer qué medidas va a implantar el Consistorio para evitar el incremento de la polución en Madrid en el caso de que la moratoria entre en vigor.

El Defensor ha preguntado también por el instrumento jurídico que se pretende utilizar para aprobar, en su caso, la moratoria y cuál sería la tramitación administrativa que se siga del mismo. Además, ha solicitado información sobre la motivación de esta decisión y una copia del estudio realizado por el Ayuntamiento sobre la evolución de la contaminación desde la entrada en funcionamiento de Madrid Central y del estudio elaborado por la Universidad Politécnica de Madrid sobre el descenso de emisiones contaminantes en dicha zona.

En el escrito remitido al Consistorio, el Defensor recuerda que la puesta en marcha de Madrid Central fue uno de los motivos por los cuales el Estado español evitó las acciones de la Comisión Europea por incumplimiento de la norma comunitaria en materia de calidad del aire. En este sentido, la institución advierte de que el incremento de los niveles de contaminación en Madrid podría conllevar sanciones por parte de las autoridades comunitarias contra el Estado español —un aspecto que también mencionó el propio Arias Cañete hace una semana— . Por ello, también ha requerido una copia de la documentación sobre el procedimiento de infracción abierto por la Comisión Europea, incluida aquella donde se reflejen las medidas que el Ayuntamiento se ha comprometido a implantar para evitar la demanda ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y la respuesta de la Comisión.

Por último, y teniendo en cuenta las repercusiones de esta decisión a nivel regional e incluso nacional, el Defensor también ha pedido información acerca de si se han realizado consultas a otras administraciones sobre esta decisión.

Consulta aquí más noticias de Madrid.