Aitana Ocaña
La cantante Aitana Ocaña, durante la presentación de 'Spoiler'. EFE

Desde que saliera de OT 2017, la vida de Aitana Ocaña ha dado un giro de 180 grados. La cantante triunfa fuera de la Academia más famosa de la televisión con su EP Tráiler y con su primer disco completo Spoiler.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y de eso habla la catalana en una de sus entrevistas más sinceras, la que ha hecho para LOS40.

En ella, la intérprete de Vas a quedarte muestra la persona que hay detrás de la artista. Es la otra cara de la fama, a la que Aitana, como de costumbre, hace frente.

"Trabajo en lo que me gusta, pero no por trabajar en la música significa que no vaya a tener vida. Si he trabajado durante la semana y me apetece salir un fin de semana con mis amigos, lo hago. Si salgo a bailar y a divertirme, no me corto. Yo no renuncio a nada. Por eso a veces se habla tanto de mi vida privada", reconoce.

Sin embargo, ella no se "esconde", defiende. Aunque lo tiene claro: "Me gusta llevarlo en privado. A veces si lo llevas todo en público... Yo prefiero guardarlo un poco. No del todo, pero creo que sí hay cosas que te las puedes guardar para ti misma".

El derecho a equivocarse

Aitana, que en este tiempo se ha llevado algún susto con varias publicaciones en sus redes sociales, reivindica que es ella la que las lleva y que tiene derecho a equivocarse: "Me da mucha rabia que me digan que alguien lleve mis redes. me lo intento currar y lo intento hacer bien. No intento tener faltas de ortografía y no hace daño a nadie. Leo muchas de las cosas que me envían y reflexiono sobre si esas personas pueden o no tener razón". En cuanto a la foto que en bañador que tuvo que borrar por el revuelo causado y las acusaciones de que fomentaba la anorexia, asegura: "Con esa foto me asusté muchísimo y la borré instantáneamente porque no quería promover nada, pero luego pensé que no tiene sentido porque yo no tengo anorexia, estoy sana y no puedo dejar que se juegue con algo tan grave".

"Quiero tener el derecho a equivocarme y si no puedo equivocarme, quizás no me vale la pena estar aquí dentro (...) me queda mucho por vivir, quiero equivocarme y transformar las críticas en opiniones", afirma.

En cuanto a lidiar con la prensa del corazón, indica: "Es muy gracioso porque me sacaban novios por todas partes", afirma, recordando también cuando se contó que Ana Guerra y ella no se llevaban bien. Algo de lo que, sostiene la catalana, se ríen juntas. "Compartíamos todo lo que nos sorprendía, disfrutábamos juntas de nuestra felicidad".

Unas palabras que ratifican lo manifestado por la artista canaria en 20minutos. "Con Aitana todo muy bien. La quiero un montón y ella a mí también. Yo creo que, un día, alguien se despertó y dijo 'hoy me apetece publicar que Aitana War se han peleado' y todos los medios se hicieron eco. Si me dijeras que había una base para publicar esa noticia incluso lo podría entender, pero no es el caso", aseguró la War.

Para terminar, Aitana dioce sentirse plenamente realizada: "No me gusta que nadie me diga que no soy feliz, porque sí lo soy", concluye.