Japón
Imagen facilitada por el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS) EFE/ USGS,

Un terremoto con una magnitud 6,8 en la escala de Richter se registró este lunes en la región japonesa de Nigata, en el norte del país, y motivó una alerta de tsunami, que fue levantada el martes a última hora española por la Agencia Meteorológica Japonesa.

El temblor se produjo a las 22.22 hora local (15.22 hora española) y el epicentro fue situado en el mar, cerca de la costa noroccidental de Japón y frente al límite de las prefecturas de Niigata y Yamagata, con una profundidad de 14 kilómetros.

Los temblores y el riesgo de tsunamis causan especial preocupación en Japón por el impacto que pueda haber en las centrales nucleares que operan en el país, especialmente las situadas en la zona costera.

Inicialmente, la Agencia Meteorológica de Japón había informado de que el temblor tuvo una magnitud de 6,8 Richter, pero en una rueda de prensa después de la medianoche corrigió el dato a la baja y lo situó en 6,7, aunque todavía es una valoración provisional.

La zona costera más castigada está bastante despoblada, por lo que sólo ha habido algunos heridos leves, según ha informado Yoshihide Suga, ministro portavoz del Gobierno.

Recomendación de evitar acercarse al mar

Nada más registrarse el movimiento telúrico de este martes, la Agencia Meteorológica de Japón pidió a los pobladores de la zona costera de las localidades más expuestas que evitaran acercarse al mar y buscaran refugio. La alerta de tsunami se dio desde el inicio del movimiento sísmico para las prefecturas de Niigata, Yamagata e Ishikawa, pero quedó levantada casi tres horas después.

De acuerdo con la Agencia Meteorológica de Japón, el movimiento sísmico tuvo una intensidad de 6 grados (rango superior) en la escala japonesa (de 7 grados) en la región de Nigata y se sintió con fuerza en la mitad norte de Japón. En la escala sísmica japonesa, una intensidad de +6 grados implica un violento movimiento sísmico.

En la región de Yamagata la intensidad fue de 6 en el rango inferior de la escala japonesa, y en Fukushima la intensidad fue de 5 grados. En la prefectura de Saitama, justo al norte de Tokio, la intensidad registrada fue de 3 grados, lo que implica un leve seísmo.

Tanto el portavoz del Gobierno como la Agencia Meteorológica hicieron llamamientos para estar vigilantes por posibles réplicas y los efectos del tsunami. Dos horas después del primer temblor se registraron al menos siete réplicas, con magnitudes de entre 2,7 y 4.0 Richter.

Según la información oficial, en los próximos siete días hay una probabilidad de entre el 10 y el 20 % de que haya una réplica con una magnitud parecida a la del temblor registrado esta noche.

Lluvias y derrumbes de suelos

La Agencia Meteorológica informó de que en las próximas horas se esperan lluvias en Yamagata y Niigata, por lo que alertó sobre la posibilidad de derrumbes de suelos que han quedado inestables.

La cadena pública de televisión NHK informó de vías cerradas e interrupciones en el servicio de ferrocarril en la zona, pero no de accidentes. El tráfico de los trenes bala de la zona quedó interrumpido por varias horas para revisar el estado de las vías. Cerca de 10.000 viviendas en las prefecturas de Yamagata y Niigata se quedaron sin luz, según los datos que ofreció Suga.

La oficina del primer ministro japonés, Shinzo Abe, estableció un gabinete de crisis para dar seguimiento a los efectos del movimiento sísmico. En breves declaraciones a los periodistas después de la medianoche, Abe solo dijo a la población que esté vigilante por los tsunamis o posibles réplicas.

Japón se asienta sobre el llamado anillo de fuego, una de las zonas sísmicas más activas del mundo, y sufre terremotos con relativa frecuencia, por lo que las infraestructuras están especialmente diseñadas para aguantar temblores fuertes.

En zonas como las regiones castigadas, la población está especialmente preparada para este tipo de movimientos telúricos, lo que según los expertos pudo influir para que solo se registrara un número no determinado de heridos leves.