Telma Ortiz
Telma Ortiz, en una foto tomada en abril de 2012 en Barcelona. GTRES

Telma Ortiz Rocasolano, la hermana de la reina Letizia, no acaba de acostumbrarse a Barcelona, y eso que lleva una década viviendo en la ciudad condal. Por ello está dispuesta a dar un giro a su vida y trasladarse a Madrid.

Eso asegura El Confidencial, pues algunas amigas y conocidas de Telma, muy hermética con su vida privada, han declarado que estaría pensando seriamente tomar este camino y regresar a la capital diez años después, sobre todo a raíz de no terminar de cerrar un círculo de amistades.

Sus grandes apoyos o bien se encuentran entre sus compañeros de trabajo (es directora de Relaciones Internacionales de la escuela de negocios ESERP, dada su experiencia en Proyectos Internacionales en el Ayuntamiento de Barcelona comoo subdirectora o en programas solidarios en África, Asia y América Latina) o bien están todos en Madrid.

De hecho, desde su trabajo, que tiene sedes en la capital madrileña, catalana y balear, aseguran al medio que desconocen las intenciones de Telma Ortiz. "Es extraño, nos lo habría dicho", argumentan al tiempo que maquillan su respuesta aduciendo que, empero, "su trabajo lo puede hacer desde la ciudad que quiera; es más, ya trabaja a caballo entre Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca".

Sin embargo, y aunque habla con los padres y madres del colegio de su hija, siente que no acaba de encajar. "Aquí el ambiente es superelitista y ella tiene otras costumbres, otros gestos, otras maneras... Y no encaja, no", asegura la madre de una de sus compañeras. Posiblemente Telma, muy dada a hablar de sus hábitos alimenticios (es vegana) y su estilo de vida (no tiene televisión, por ejemplo) percibe cierta distancia por ser la hermana de quien es.

Y no será porque no lo intenta: hace una semana, y aprovechando que ya habla catalán a la perfección, acudió a un acto público en Pedralbes donde cenó con Manuel Valls y su esposa, Susana Gallardo; Meritxel Masó, miembro del Govern de la Generalitat; el director de La Vanguardia, Màrius Carol; y Luis Conde, fundador y presidente de la empresa Seeling&Conde.

Sus grandes amigos

Aseguran algunos de los comensales que habló mucho con este último y que bromeaba con Masó, mientras que su acompañante, su íntimo amigo y abogado irlandés Robert Gavin Bonnar, apenas se pronunció.

Él es, junto a su esposa, Sharon Corr, del grupo The Corrs, un pilar importante y razón de peso para cambiar Barcelona por Madrid. Se trata de una amistad forjada desde hace cinco años en los fines de semana de invierno pasados en Grau Roig, Andorra, donde la hija de Telma Ortiz hace cursillos de esquí.

Robert y Sharon se trasladaron a Madrid el año pasado, como escribió El Mundo, y ahora estaría pensando acompañarles la hermana real, que ha visto cómo la cantante no cesa de acudir a diversos actos sociales, como la Mercedes-Benz Fashion Week, y se codea con gente como Palomo Spain.

Sea como fuere, lo más probable es que de tomar la decisión de cambiar su vida, lo hiciera a partir de septiembre, para no interferir en los estudios de su hija.