La Fiscalía sueca solicita formalmente la detención de Assange
El fundador de Wikileaks, Julian Assange. EP

Reino Unido ha firmado este jueves la orden de extradición del fundador de Wikileaks, Julian Assange, que deberá afrontar cargos en una corte federal de Estados Unidos acusado de numerosos cargos de espionaje y filtración de documentos clasificados, a raíz de las informaciones que publicó en 2010.

La petición de extradición fue formulada el pasado martes; según el tratado de extradición vigente entre Reino Unido y Estados Unidos, este tipo de solicitudes deben formalizarse en un plazo máximo de 60 días.

Así, ha sido el ministro de Interior Sajid Javid, quien actualmente es uno de los candidatos a suceder a Theresa May al frente del gobierno del país, quien ha estampado su firma en el documento.

El pasado 11 de abril Assange era sacado a rastras de la embajada de Ecuador en el Reino Unido, en la que llevaba refugiado desde 2012, después de que el gobierno de Ecuador anulase el asilo que le había concedido.

Inicialmente, Assange trataba de eludir la extradición a Suecia, donde estaba acusado de supuestos delitos sexuales que el siempre negó haber cometido. El periodista australiano temía que, sin embargo, caer en manos de la Justicia del país escandinavo supondría su extradición a Estados Unidos.

Los documentos filtrados por Wikileaks estaban clasificados y parte de los mismos se referían a las guerras de Irak y Afganistán. Según la denuncia que pesa sobre Assange, este habría ayudado a la antigua soldado Chelsea Manning a conseguir las claves de acceso a equipos informáticos gubernamentales estadounidenses con el fin de extraer documentación de los mismos.