El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha celebrado este martes que "ya se inicia" la nueva autovía Vigo-O Porriño en túnel, ya que se ha reactivado el proyecto y estudio de impacto ambiental, y ha recordado la importancia de esta infraestructura, que se hará con "más de 10 años de retraso", "gracias" al gobierno de Mariano Rajoy.

En una rueda de prensa, el regidor olívico ha señalado que la empresa adjudicataria del estudio de impacto, Ayesa, ya se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento olívico para actualizar la información sobre la zona afectada en el término municipal, existencia de infraestructuras actuales o futuras, y posible afección en el entorno, etc.

Según ha subrayado Abel Caballero, esta autovía tiene una complejidad notable en su ejecución, puesto que incluye un túnel de más de 2 kilómetros por debajo de Puxeiros, y tiene que buscar soluciones en el entorno de O Porriño, donde confluyen las autovías A-55, A-52 y el enlace a la AP-9. Por ello, el presupuesto estimado ronda los 277 millones de euros.

El alcalde ha recordado que los trámites para hacer una nueva autovía entre la ciudad y O Porriño se iniciaron en 2009, con la redacción del proyecto y la declaración de impacto ambiental, pero

se modificó el ámbito de estudio inicialmente previsto, por lo que ahora la empresa debe solicitar información actualizada.

A ese respecto, ha apuntado, "en 2012, el gobierno de Rajoy dejó caducar la declaración de impacto ambiental" y, desde entonces, "no se hizo nada". "Tuvo que llegar el gobierno de Pedro Sánchez para relanzarlo", ha proclamado.

Según ha subrayado, en la actualidad, las exigencias técnicas y de seguridad de los túneles "son infinitamente más rigurosas" que en 2012, por lo que los trámites serán más largos, y eso aumentará el retraso en la obra. "Nos metieron un retraso de más de 10 años, es lo que le tenemos que agradecer al gobierno de Rajoy y a la señora Pastor, diputada por esta provincia", ha ironizado Abel Caballero.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.